Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lokarri espera que el Constitucional legalice Sortu, una de las condiciones para una paz irreversible

Dice que "con el fin de la violencia de ETA no se terminan todos los problemas", aunque será "más fácil buscarles una solución"
El coordinador de la Red por el Acuerdo y la Consulta Lokarri, Paul Ríos, ha esperado que el Tribunal Constitucional (TC) legalice Sortu, porque después del anuncio de ETA de poner fin a su actividad armada "no le queda más remedio" y, además, es "una de las condiciones para la consecución de un proceso de paz irreversible". Esta plataforma fue la encargada de organizar la Conferencia internacional de Paz celebrada en San Sebastián.
Ríos se ha referido en estos términos en declaraciones a los medios en San Sebastián, donde Lokarri ha celebrado una Asamblea extraordinaria tras la decisión adoptada por la banda terrorista para "reflexionar" y "decidir lo que hacer en el futuro".
El coordinador de Lokarri ha recordado que la Red tiene "un compromiso de colaboración" con el Grupo Internacional de Contacto (GIC) para dar "apoyo técnico" a sus actividades hasta el próximo mes de febrero, que va a "cumplir".
Preguntado por contactos entre Lokarri y los partidos políticos, Ríos ha señalado que "de momento" no tienen previsto nada en ese sentido, más allá del contacto "habitual" que ya ha habido para hablar de la Conferencia sobre Paz celebrada el lunes de la pasada semana en la capital guipuzcoana y "las consabidas felicitaciones" tras el anuncio de ETA del pasado martes.
Además, ha explicado que tras una primera valoración de urgencia sobre este último, Lokarri ha querido tomarse "con calma" la decisión de la banda terrorista para "valorar en su justa medida lo que ha ocurrido" la última semana.
A su juicio, ahora hay que seguir avanzando "con prudencia, sin urgencia y sin dejar pasar demasiado", pero también hay que "disfrutar" porque se ha "sufrido muchos años con esto". "Ahora toca disfrutar y pensar con calma y eso es lo que vamos hacer", ha insistido.
Por otro lado, ha esperado que el TC, "después de lo que ha ocurrido", legalice Sortu. "No le queda más remedio que afrontar la resolución de este tema con urgencia y espero que de manera positiva", ha añadido. Además, ha considerado que la legalización de Sortu es "una de las condiciones para la consecución de un proceso de paz irreversible".
Según Lokarri, de este modo se logrará "una situación de seguridad, libertad e igualdad de todos los partidos políticos que permita afrontar este momento de grandes oportunidades para construir el futuro y la convivencia".
En el inicio de la asamblea extraordinaria de Lokarri celebrada este miércoles, Ríos ha hecho público un comunicado, en el que se afirma que "ha comenzado la carrera para atribuirse el logro del final de la violencia de ETA", pero "no hay una única persona o un único motivo que explique lo conseguido".
A juicio de Lokarri, "el logro del final de la violencia de ETA
es de toda la sociedad vasca", que "ha insistido con todas sus fuerzas para conseguir la paz". Además, ha calificado de "privilegio la colaboración con Brian Currin y el Grupo Internacional de Contacto", especialmente con el primero que "ha tenido que soportar todo tipo de insultos", pero "los hechos le han dado la razón".
"NUEVA ETAPA"
Según Ríos, este es "un momento histórico", ya que "comienza una nueva etapa". No obstante, ha reconocido que "con el fin de la violencia de ETA no se terminan todos los problemas", aunque sí será "más fácil buscarles una solución".
Tras recordar que en el pasado "ha habido demasiados puntos negativos en nuestra convivencia, demasiada violencia, vulneraciones de derechos humanos, recortes de libertades, ausencia de diálogo, imposibilidad de lograr consensos", ha destacado que es el momento de "sumar entre todos, con altura de miras y gestionando el futuro de manera razonable".
En este contexto, ha fijado como objetivo de Lokarri el "mantener un espacio social que defienda lo conseguido y que señale un carril central para la construcción de una convivencia inclusiva".
"No será sencillo, pero si la sociedad vasca ha conseguido llegar hasta aquí también conseguiremos ir superando las etapas de este apasionante viaje", ha aseverado.