Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López pide a Rajoy que abandone su "inmovilismo" y a los nacionalistas catalanes que dejen su "chantaje victimista"

Reclama "lealtad democrática" y "dialogar con voluntad de entenderse y resolver los problemas"
El secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha acusado al Gobierno central y a los partidos nacionalistas catalanes de mantener posturas "del pasado" que "no llevan a ninguna parte". En este sentido, ha emplazado al Ejecutivo a abandonar su "inmovilismo" y a los nacionalistas catalanes a dejar su "chantaje victimista de 'sólo es posible si me dais la razón en todo'".
En una rueda de prensa en Bilbao, ha afirmado que no espera "muchas sorpresas" del debate que se desarrollará esta tarde en el Congreso de los Diputados sobre la proposición de ley del Parlament que pide al Gobierno la competencia para poder celebrar la consulta.
De este modo, ha augurado que, en la Cámara, se van a poder escuchar una postura "razonable y sensata" y dos posiciones "del pasado" que "no llevan a ninguna parte".
En este sentido, ha censurado "el inmovilismo" del PP y del presidente del Gobierno de, Mariano Rajoy, que, "en vez de reconocer la gravedad de un problema al que hay que hacer frente desde el sistema democrático y la política, ha jugado a no hacer nada, a esperar y decir exclusivamente 'no, no, no'". "Y así los problemas no se arreglan, se agravan cuando no hay una respuesta ni una solución desde el Gobierno", ha advertido.
De la misma manera, ha criticado a los nacionalistas que, "de forma ostentosa, anuncian que no reconocen el sistema constitucional que es la base de nuestro sistema democrático". Según ha lamentado, "ya han dicho que les da igual lo que se decida" en el Congreso y, por tanto, "lo que plantean no es una propuesta sincera de negociación con los demás", sino "un acto más de propaganda nacionalista e independentista".
"LEALTAD DEMOCRÁTICA"
Frente a estas dos posiciones, ha afirmado que "lo que hace falta es lealtad democrática", lo que conlleva "respetar las reglas del juego, incluso aquellos que quieren cambiarlas", y también "dialogar con voluntad de entenderse, de resolver los problemas, y no buscar un choque de trenes de consecuencias imprevisibles".
López ha incidido en que el PSOE "reconoce que hay un problema grave con los nacionalistas en Cataluña" y que, por ello, "no podemos cerrar los ojos". "Queremos dialogar pero, para eso, los nacionalistas tienen que abandonar esa especie de chantaje victimista de 'sólo es posible si me dais la razón en todo', y también el Gobierno tiene que abandonar ese inmovilismo, siendo consciente de la gravedad del problema y ofrecer alternativas", ha añadido.
Finalmente, ha reiterado la apuesta socialista por "un avance hacia un modelo federal que busca resolver problemas de singularidad, de financiación, de encaje, para un proyecto compartido en España y Europa".