Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López defiende que ha sido un debate "vivo" y agradece la ayuda a un "presidente novato" del Congreso

El presidente del Congreso, Patxi López, ha defendido que el debate de investidura celebrado en la Cámara Alta durante casi once horas no ha sido bronco sino "intenso y vivo" y ha agradecido el trabajo de todos los portavoces, porque han hecho fácil el trabajo de un "presidente novato" como es él y de toda la Mesa del Congreso.
López ha tomado la palabra tras todos los turnos de intervención y antes de dar paso a la votación de la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, que es nominal.
Se ha felicitado por que se han "mejorado y mucho" las previsiones horarias del debate, que anunciaban una votación ya nocturna de la investidura, y lo ha achacado al respeto a los turnos de los portavoces y a que ha sido un debate hecho con "educación y respeto".
"A pesar de algunos episodios puntuales que se están usando para decir que ha sido un debate bronco, con salidas de tono, que algunos se han tenido que emplear a fondo, creo que ha sido un debate intenso y vivo como corresponde a uno de investidura", ha dicho López.
Patxi López ha querido dar las gracias como "presidente novato" a los grupos parlamentarios "por haber hecho posible este debate" y haber puesto "fácil" la labor de dirección de la Mesa.