Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López dice que no cabe "insumisión" a decisiones del PSOE en cuestiones como la consulta sin arriesgarse a ser apartado

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha insistido en que no caben "insumisiones" a decisiones del PSOE en cuestiones como la consulta catalana, sin arriesgarse a ser "apartado del proyecto político" socialista.
López se ha referido, de esta forma, al hecho de que los tres diputados "díscolos" del PSC que la semana pasada votaron en el Parlament en favor del traspaso de la competencia de refrendos para la consulta catalana hayan sido suspendidos de todos los cargos de representación del grupo socialista.
En una entrevista concedida a Onda Cero, recogida por Europa Press, López ha considerado que "hay asuntos que son nucleares en el proyecto político de un partido ante los que, después del debate y de la aprobación de esa definición del modelo que se quiere en Cataluña, no caben objeciones de conciencia ni insumisiones a la hora de votar".
"Éstas no son cuestiones morales, sino troncales del proyecto político, aprobado, además, por más del 80 por ciento de los órganos a los que le corresponde adoptar estas decisiones y, por lo tanto, yo creo que todo el mundo tiene que ser respetuoso con estas decisiones y no cabe apartarse de ellas sin correr el riesgo de que, efectivamente, acaben apartados del propio proyecto", ha aseverado.
A su juicio, esto puede suponer "alguna pérdida de algunos militantes", aunque no de la base electoral. "Las bases electorales a las que se quiere dirigir el PSC son aquellas que no están dispuestas a avalar ningún choque de trenes ni a llevar a la sociedad catalana a ningún callejón sin salida, sino a los que quieren un espacio en Cataluña para el diálogo, para resolver los problemas que puede haber, pero, sobre todo, para seguir viviendo juntos los catalanes con el resto de los españoles en un proyecto compartido y común", ha indicado.