Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lula dice que Brasil y África deben escribir juntos su historia y su porvenir común

El presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (d) ofrece declaraciones a la prensa ayer 30 de junio, a su llegada a Trípoli (Libia), para participar en la XIII cumbre de la Unión Africana (UA), en la que intervendrá como orador invitado. EFEtelecinco.es
El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó hoy que el futuro de Brasil está ligado al de África, que consideró una de las prioridades de su política exterior, e instó a que el país latinoamericano y el continente "escriban juntos su historia y su porvenir común".
En su intervención ante la cumbre de la Unión Africana (UA), que comenzó hoy en la ciudad libia de Sirte, Lula destacó que en la situación actual de crisis económica mundial "es tiempo para que Brasil y África pongan en marcha nuevas normas de cooperación económica sin la intervención extranjera".
"Hay un proverbio que dice que si no quieres que los demás escriban por ti, escribe tu mismo tu historia. Brasil y África deben escribir juntos su historia y su porvenir común", afirmó en la primera intervención de un jefe de Estado brasileño como orador invitado en una cumbre africana.
Lula dijo que hace algunos años los países ricos tomaban a África y Latinoamérica por una de las causas de sus problemas mientras que ahora se les considera parte integrante para resolver la crisis económica mundial.
"Brasil no ha venido a África para disculparse del pasado colonial, nosotros queremos ser verdaderos socios en el desarrollo y la cooperación", dijo Lula y recalcó que "juntos podemos hacer grandes cosas para desarrollar nuestras economías".
El dirigente latinoamericano dijo que el continente africano es una de las prioridades de su política exterior dentro de una "dinámica real" de cooperación más allá de las "simples palabras" y sostuvo que el porvenir de Brasil "está vinculado al de África".
Recordó que en Brasil hay diez millones de habitantes de origen árabe y africano que "enriquecen la cultura de nuestro país en el que vivimos juntos en perfecta comunión".
Asimismo, destacó que desde su llegada al poder ha visitado 20 países africanos y se ha incrementado considerablemente la representación diplomática brasileña en el continente hasta llegar a 34 embajadas, la mayor presencia en comparación con el resto de países del mundo.
Anunció que su Gobierno prevé abrir próximamente una oficina de la Unión Africana en Brasil y subrayó los desafíos comunes en materia de desarrollo y lucha contra la pobreza.
"La cooperación sur-sur es una fuerza y hace falta que se pueda traducir en un intercambio de conocimientos y experiencias para llevar a cabo el desarrollo sostenible", dijo y remarcó que la experiencia brasileña demuestra que "la productividad reduce la pobreza y crea empleo"
También indicó que Brasil está "al lado" de África para apoyar sus esfuerzos en pro de la paz y la seguridad, una tarea que, a su juicio, "no es fácil" debido a los conflictos que sacuden el continente, entre otros "los nacidos del período colonial".
El presidente anunció que Brasil está organizando una reunión de los ministros africanos de Agricultura en el país latinoamericano para que los países del continente se beneficien de la experiencia brasileña en el sector agrícola, el tema oficial central de la cumbre de la UA en Sirte.
Lula pidió a los jefes de Estado africanos que la declaración final de la cumbre condene el golpe militar contra el presidente electo de Honduras, Manuel Zelaya, y solicitó también el apoyo de África a la candidatura de Río de Janeiro para organizar las olimpiadas de 2016.