Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid estudia un nuevo calendario escolar para adelantar a junio los exámenes de septiembre en el curso 2017-18

Tendrían en junio clases de refuerzo en sus centros para afrontar la recuperación con mayores garantías de éxito
La Comunidad de Madrid estudia un nuevo calendario escolar para adelantar a junio los exámenes extraordinarios de septiembre en ESO, Bachillerato y FP a partir de su entrada en vigor, prevista para el curso 2017-2018.
Este calendario está siendo debatido por el Gobierno regional con la comunidad educativa en su apuesta por la mejora de la educación madrileña, ha anunciado hoy la presidenta regional, Cristina Cifuentes, en la rueda de prensa posterior al Consejo.
Precisamente, el Consejo de Gobierno celebrado esta martes ha conocido el Informe sobre el calendario escolar en la Comunidad de Madrid previsto para el curso 2017/18 y que el Ejecutivo regional está presentando a distintos representantes de la comunidad educativa --sindicatos, asociaciones de padres y madres y otros colectivos del sector-- para hacer posible ese cambio de cara al curso escolar 2017/18.
De hecho, Cifuentes ha recalcado que sólo se adoptará esta medida dentro de dos cursos si se ponen de acuerdo todos los elementos de la comunidad educativa. Además, respecto a los alumnos que hayan aprobado todo en junio, la presidenta ha señalado que podrían contar con actividades voluntarias o de tipo recreativo, pero que todos estos detalles están siendo valorados por los interlocutores sociales.
El objetivo del nuevo calendario escolar se centra en adelantar a junio los exámenes de recuperación de septiembre y que los alumnos de ESO y Bachillerato y FP con materias pendientes afronten estas evaluaciones con garantías de éxito y respetando el periodo vacacional. Este anticipo de exámenes se aplica desde hace tiempo en las universidades españolas con la entrada en vigor del Plan Bolonia de reforma universitaria en Europa.
Las estadísticas del curso pasado en la Comunidad de Madrid indican que hasta el 58 por ciento de los estudiantes de Bachillerato y el 49 de ESO de institutos con asignaturas suspensas no superó en los exámenes de septiembre ninguna materia pendiente en la convocatoria extraordinaria de este mes. En el caso de FP de Grado Medio fue del 67 y del 48 por ciento en Grado Superior.
La aprobación del nuevo calendario supondría también un ahorro para las familias madrileñas ya que no tendrían que destinar recursos económicos durante el verano para clases de refuerzo por asignaturas pendientes, considera el Gobierno regional.
Además, posibilitará planificar y preparar con mayor antelación el inicio de curso en tareas que actualmente culminan en septiembre y que benefician al conjunto de la comunidad educativa: formación de grupos en los centros, elección de horarios de profesores y nombramientos de docentes, entre otros asuntos.
Para los estudiantes de 2º de Bachillerato el adelanto a junio de los exámenes suponen un beneficio aún mayor, dado que aumentarán considerablemente sus opciones de cursar el grado universitario deseado sin esperar a septiembre cuando las plazas ofertadas son más reducidas, defienden desde la Comunidad de Madrid.
CLASES DE REFUERZO EN JUNIO
El calendario previsto para el curso 2017/18 incluiría también como novedad el desarrollo en los centros educativos, y con su propio profesorado, de actividades de refuerzo y apoyo en junio para aquellos alumnos que tengan que realizar a finales de ese mes los exámenes extraordinarios por contar con alguna materia pendiente.
"Estos refuerzos y apoyos educativos, encaminados a superar las asignaturas suspensas, permiten mejorar la atención individual de este alumnado al ser impartidos por los docentes con los que han trabajado durante todo el curso escolar. Estos profesores conocen con una mayor exactitud las necesidades y carencias de los estudiantes, por lo que con dichos refuerzos podrán afrontar con mayores garantías los exámenes extraordinarios a finales de junio", señala el Ejecutivo autonómico.
La Comunidad de Madrid tiene durante este curso escolar -cuyo periodo lectivo está a punto de concluir-, un total de 256.000 alumnos matriculados en Educación Secundaria Obligatoria -ESO-, 103.000 estudiantes de Bachillerato y 85.000 de FP en centros públicos, concertados y privados de la región.