Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid niega estar estudiando adherirse al fondo de liquidez y dice no tener problemas para cumplir el déficit

El vicepresidente y portavoz de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha aclarado este miércoles que su Ejecutivo no está estudiando recurrir al fondo de liquidez porque en las circunstancias actuales no tiene "ningún problema para cumplir con el objetivo de déficit".
"No estamos estudiando nada", ha respondido González al ser preguntado por los periodistas ante las declaraciones del consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, este martes en el transcurso de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).
Asimismo, ha precisado que "lo que ha querido decir el consejero es que Madrid ha tomado todas las medidas necesarias" para ajustar su déficit al 1,5 por ciento comprometido.
"En las circunstancias actuales si no se produce ningún descalabro mayor de las dificultades que ya tenemos en materia de ingresos o en materia de colocación de deuda pública no tenemos ningún problema para cumplir el objetivo de déficit. Por lo tanto, no nos estamos planteando nada de eso [en referencia a optar por el fondo de liquidez]", ha insistido el vicepresidente en un acto en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, en Torrejón de Ardoz.
"Si siguen cayendo los ingresos, si no hay manera de colocar el endeudamiento autorizado, si ponemos un escenario totalmente negativo ya veríamos qué pasaría", ha apostillado.
González ha afirmado que, con el recorte de los presupuestos de 1.045 millones de euros aprobado recientemente por la Asamblea y las medidas que ha venido aplicando Comunidad, Madrid va a cumplir el objetivo de déficit.
"Estamos trabajando ya en el presupuesto de 2013, que es lo que nos preocupa, porque nos van a dar 1.000 millones de euros menos y tenemos que reducir nuestro déficit casi en un punto", ha agregado.
El vicepresidente de Madrid ha avanzado que si la situación no mejora habrá que "redefinir el modelo de servicios públicos", ya que "no queda otra alternativa".