Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maillo cree que Sánchez ha entrado "en pánico" y le culpa de que no haya una sola izquierda

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, cree que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, "entró ayer en estado de pánico" con su propuesta de un 'cara a cara' con Mariano Rajoy, y ha avisado de que es culpa del PSOE que no haya una sola izquierda, que es el motivo por el que el PP se niega a un debate 'a dos'.
En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Maillo ha insistido en que, de cara al 26 de junio, el PP quiere un debate entre los candidatos de los cuatro grandes partidos, a diferencia de lo que hizo para el 20D. Maillo lo ha justificado diciendo que hace cinco meses Podemos y Ciudadanos sólo tenían expectativas, pero ahora están en el Congreso y además Podemos obtuvo una "diferencia pequeña con el PSOE en votos", aunque fue mayor en escaños.
Según ha dicho, la petición socialista de un 'cara a cara' llegó a través de los medios, y no ha podido confirmar que de Podemos sí haya llegado una petición formal. Preguntado si Rajoy sí aceptaría un 'cara a cara' con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, o con el de Podemos, Pablo Iglesias, ha dicho que "en este momento no se plantean".
También ha dicho que al PP no le preocupa en estos momentos un 'sorpasso' de Podemos al PSOE, y que es al PSOE quien debería preocuparle. Además, ha rechazado la posibilidad de que el PP acepte el debate con Sánchez como una vía para consolidar frente a Podemos. "El principal responsable de lo que está ocurriendo en la izquierda es la incoherencia y la debilidad del PSOE y nosotros no estamos aquí para salvar a nadie, sino para contar una realidad", ha argumentado.
A su juicio, está claro que la extrema izquierda "es un peligro para España pero quien tiene que verlo es el PSOE". En este punto, ha reprochado a los socialistas que apoyen en los ayuntamientos a Manuela Carmena (Ahora Madrid), Ada Colau (Barcelona en Comú) o José Manuel González, 'Kichi', (Podemos, en Cádiz).
Y ha aprovechado para lanzar la advertencia de que los partidos de izquierda "se ponen a escurrir pero luego se buscan", y no tiene duda de que lo harán después del 26J.