Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Málaga respeta el archivo de la denuncia por la presunta violación

El alcalde de Málaga respeta el archivo de la denuncia por violaciónEfe

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha dicho que se debe respetar la decisión, de la titular del Juzgado de Instrucción número 2, de archivar la denuncia por la presunta violación de una joven durante la Feria, una celebración que el regidor ha insistido en que es "segura".

"No tengo mucho que decir en relación con este tema; hay que plantearlo desde una postura de total respeto a las decisiones judiciales y a la investigación policial", ha manifestado al respecto De la Torre.
En este sentido, ha reiterado que no tiene los datos para poder opinar. "Pero si los tuviera, ésa sería también mi postura porque no es mi papel opinar sobre la labor de los jueces", ha dicho antes de subrayar su "total respeto".
El regidor ha indicado que la postura del Ayuntamiento en relación con cualquier caso de agresión sexual que pueda producirse en Málaga o en otro punto de España "será siempre de total condena".
Preguntado por el dispositivo policial durante la Feria de Agosto, De la Torre ha vuelto a defender, como ha hecho durante todos estos días, que es una celebración "segura". Así, ha valorado de nuevo "la rapidez y eficacia de la Policía Local en la detención de los entonces presuntos autores de lo que parecía que era una violación".
Jóvenes
Por su parte, familiares de los jóvenes detenidos por esta presunta violación han anunciado acciones legales por denuncia falsa contra la chica.
La joven fue encontrada en la mañana del domingo por agentes de la Policía Local en la calle Cuevas del Becerro, frente al auditorio municipal. La chica, aunque desorientada, pudo facilitar la descripción de sus presuntos agresores, asegurando, además, que uno de ellos habría grabado todo con su teléfono móvil.
Finalmente, los agentes dieron con ellos: dos fueron localizados en las inmediaciones del recinto ferial, mientras que los otros tres se encontraban en la barriada de La Corta, de donde todos eran vecinos.
Este pasado martes la juez decretó la puesta en libertad con cargos de los tres jóvenes mayores de edad, imputándoles inicialmente los delitos de violación y robo con violencia, ya que, al parecer, la denunciante aseguró que le habían quitado el bolso y el teléfono móvil. Además, les impuso como medida cautelar una orden de alejamiento hacia la chica.
En cuanto a los dos jóvenes de 17 años, fueron enviados este pasado lunes a sendos centros de internamiento tras haber pasado a disposición de la Fiscalía de Menores, habiendo regresado ya a sus casas.
La investigación, no obstante, continuaba abierta para esclarecer si se trató de una relación consentida o forzada. Finalmente, la magistrada ha decretado el archivo de las actuaciones contra estos jóvenes, ya que las declaraciones de los implicados y de testigos y el análisis de las pruebas no han demostrado que se hayan cometido los delitos denunciados.
Por su parte, los tres jóvenes mayores de edad han manifestado este miércoles que se encuentran "destrozados" por todo lo que ha ocurrido y que les han querido "destrozar la vida". También han tenido palabras de agradecimiento para la juez, el fiscal y los feriantes que "han declarado a nuestro favor".
A su salida de la Ciudad de la Justicia de Málaga, han señalado que se ha tratado de "una denuncia falsa". "Nos han querido destrozar la vida, tenemos miedo y vergüenza de salir a la calle. No hay derecho, hay justicia para la mujer y también tiene que haberla para el hombre", ha manifestado uno de los jóvenes a los periodistas.
Han esperado que algo como lo que les ha sucedido a ellos "no le pase a nadie" y han afirmado que han tenido "maltrato psicológico". "Desde que nos detuvieron nos juzgaron de violadores, siendo inocentes, no nos han dado de comer ni agua", han asegurado.