Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roca niega que consultara con la Casa Real sobre Manos Limpias: "Rotundamente no; mi cliente es Cristina de Borbón"

El abogado Miquel Roca, que forma parte del equipo jurídico que defiende a la Infanta Cristina en el 'caso Nóos', ha negado este martes ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que consultara con la Casa Real el supuesto chantaje de tres millones que le habría propuesto Manos Limpias a cambio de retirar la acusación contra su cliente, han informado fuentes jurídicas.
"Rotundamente no; mi cliente se llama Cristina de Borbón y Grecia", ha respondido a este respecto tras ser preguntado por la abogada de Podemos, que ejerce la acusación popular en la causa que investiga los delitos de extorsión del secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y del presidente de Ausbanc, Luis Pineda.
Durante su declaración, que ha ocupado unos 15 minutos, Roca ha insistido en que no ha tratado directamente con la acusación en el 'caso Nóos' sobre una eventual desimputación de la hermana del Rey. "Nunca he contactado con nadie de Manos Limpias ni con Pineda", ha enfatizado.
Además, ha ratificado que invitó al directivo del Banco Sabadell Gonzalo Barettino a que se enterara de la oferta que le quería trasladar Manos Limpias y que la obvió cuando supo el contenido de la misma, poniendo estos hechos en conocimiento de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional.
En este sentido, ha corroborado la versión que ofreció este lunes ante Pedraz el propio Barettino, que reconoció haber sido intermediario entre el despacho de Miquel Roca y el presidente de Ausbanc, quien requirió el pago de tres millones de euros a cambio del desestimiento de Manos Limpias.
Roca también ha tenido ocasión de explicar que "nunca" ha pedido una reunión secreta con el juez instructor del caso Nóos y que tampoco se lo ordenó a empleados de su despacho profesional, negando así la versión de José Castro, que envió un escrito al juez Pedraz alertándole de que la defensa de la infanta Cristina le había propuesto un encuentro en 2013.
El juez Pedraz interroga desde este lunes a trece testigos en el marco de la causa en la que investiga por delitos de extorsión al secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, y al presidente de Ausbanc, Luis Pineda. Ambos pedían dinero a entidades bancarias con la promesa de no interponer acciones judiciales o no difundir noticias negativas.