Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo dice que la base de Morón acogerá probablemente helicópteros de EEUU para misiones antidroga en Magreb

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha avanzado este martes que la base sevillana de Morón de la Frontera acogerá, muy probablemente, helicópteros estadounidenses procedentes de Afganistán y Pakistán que "van a colaborar en operaciones antidroga en el Norte de África".
La base de Morón vio ampliado su contingente de marines hasta los 3.000 después de la reforma del Convenio de Cooperación para la Defensa. Margallo ha destacado que el plan inicial de Estados Unidos era llevar esta fuerza a Marruecos, pero que ya en su primera conversación con su entonces homóloga, la secretaria de Estado Hillary Clinton, él opinó que era más razonable que estuviese en España.
Fuentes de Defensa han puntualizado a Europa Press que se trata de una iniciativa que negocia Exteriores con Washington al margen del Convenio de Defensa, de manera que los helicópteros podrían utilizar una base militar o cualquier otro emplazamiento.
En entrevistas en la Cadena Ser y en RNE, recogidas por Europa Press, el titular de Exteriores ha presentado la próxima visita a España del presidente estadounidense, Barack Obama, como "la prueba del nueve" de que la política del Gobierno del PP con Estados Unidos "es la correcta".
Margallo no ha podido avanzar más puntos de la agenda de Obama en España --más allá de que viajará a Sevilla-- y ha optado por destacar el "gesto" del presidente estadounidense al venir a España en un momento "nada sencillo", con un Ejecutivo en funciones. "Obama no quería esperar a que se dilucidasen las incógnitas políticas porque se nos podía pasar el arroz", ha dicho. El mandato del presidente estadounidense termina el próximo enero.
Para el titular de Exteriores, la visita supone la confirmación de que se han "suturado" las heridas de una relación que quedó "muy deteriorada por determinadas decisiones" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y en concreto por la "retirada abrupta" de las tropas de Irak. Y ha añadido que no dice tales cosas por estar en campaña electoral, sino que ya lo expresó así en su último libro.
También ha relatado que, antes de su primera conversación con Hillary Clinton, su antecesora demócrata Madeleine Albright le había enviado a ella un telegrama diciendo que Margallo sería un "nuevo y útil colega", en contraste con su "predecesor", partidario del atlantismo y de la OTAN y dispuesto a ser útil en Latinoamérica, "especialmente en los países más difíciles".