Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo dice a Romeva que no le recibirá hasta que el TC se pronuncie sobre la Consejería de Exteriores

El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha comunicado al consejero catalán de Exteriores, Raül Romeva, que considera aconsejable no reunirse con él hasta que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el recurso que presentó el Gobierno central contra la creación de la Consejería de Exteriores.
Así se lo dice en una carta, en respuesta a la que le envió Romeva para pedirle una reunión para tratar asuntos de interés común y establecer mecanismos de información y colaboración. La misiva del ministro está fechada el 17 de febrero, un día después de que el TC admitiese a trámite el recurso del Gobierno, suspendiendo cautelarmente las funciones de Asuntos Exteriores de la Consejería de Romeva.
En su respuesta, recogida por Europa Press, Margallo le recuerda esta suspensión y argumenta que ello aconseja esperar a que el tribunal resuelva sobre el fondo "para reanudar al completo los cauces habituales de interlocución entre este Ministerio y la Generalitat de Cataluña". Eso sí, asegura que es su deseo retomar esa interlocución.
El jefe de la Diplomacia en funciones aprovecha para recordar a Romeva que, según sus propias declaraciones, la creación de su Consejería se inscribe "en la decisión de ir estableciendo estructuras de Estado", y que ese propósito "como puede suponer, choca frontalmente con la legalidad española e internacional". El Gobierno, dice, "se ha visto obligado" a recurrir su creación.
En todo caso, le garantiza que su Ministerio seguirá colaborando plenamente con la Generalitat dentro de las competencias que le corresponden constitucionalmente "en el ámbito de la acción exterior".
Además, le recuerda que su Ministerio ha tenido un "empeño muy especial" en promover la lengua y la cultura catalanas, proteger a sus ciudadanos, defender los intereses económicos y comerciales de las empresas catalanas en el exterior y colaborar con la cooperación al desarrollo de Cataluña, y asegura que así seguirá siendo, igual que con todas las comunidades autónomas, en el marco de la Constitución.
Margallo se dirige a su interlocutor como "estimado consejero y amigo" y se despide con "un abrazo", en una misiva en la que Romeva aparece como destinatario con la denominación que tenía su cargo hasta el pasado 1 de marzo, "consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia". Desde la semana pasada, su departamento se denomina Consejería de Asuntos y Relaciones Institucionales, Exteriores y Transparencia, precisamente para intentar evitar la suspensión.