Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo advierte de que "recurrir al nacionalismo extremo" no es una opción frente a la globalización

Aboga por "abrazar el multilateralismo", que es la fórmula que escoge España
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha advertido este viernes de que "refugiarse tras las fronteras" o "recurrir al nacionalismo extremo" no es la forma de hacer frente a la globalización, un fenómeno "tan estable como la ley de la gravedad".
Por ello, ha reafirmado que España, ante un mundo más interconectado que nunca y que enfrenta múltiples desafíos, algunos de ellos desconocidos hasta la fecha, apuesta por la fórmula de "abrazar el multilateralismo".
Así se ha pronunciado en un acto con el que su departamento ha celebrado el Día de las Naciones Unidas, al que han asistido el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, personal de las agencias y programas de la ONU con personal en España y representantes del cuerpo diplomático.
Pocos días después de que España haya sido elegida para formar parte del Consejo de Seguridad de la ONU entre 2015 y 2016, García-Margallo ha subrayado la necesidad de reformar el sistema de Naciones Unidas para "dar más voz" a aquellos países con mayor peso en el mundo de hoy, muy distinto al mundo bipolar surgido tras el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945.
El ministro ha abogado por reformar el Consejo de Seguridad --España defiende aumentar el número de miembros no permanentes--, pero también por modificar la relación entre el Consejo y la Asamblea General y reformar los métodos de trabajo, limitando --aunque no lo ha dicho expresamente-- el uso del veto. "La ONU tiene que ser legítima y eficaz", ha resumido.
RECONOCIMIENTO A ESPAÑA
Antes que el ministro, ha tomado la palabra el secretario general de la OMT, quien ha felicitado a España por su elección para ingresar en el Consejo de Seguridad. Esa victoria, ha destacado Rifai, es un "reconocimiento real del papel de España". "Spain is back (España ha vuelto)", ha dicho parafraseando al ministro.
La campaña de promoción de la candidatura española, que compitió con Nueva Zelanda y Turquía --país éste último que se quedó sin asiento a pesar de ser el que más gastó en su campaña-- se afrontó como una verdadera política de Estado y ha permitido "revitalizar la política exterior española y profundizar" la proyección internacional de España en países y regiones cuya presencia antes era limitada, destaca el departamento que dirige García-Margallo.
Durante su permanencia en el Consejo de Seguridad --será la quinta vez que España esté representando en el máximo órgano decisorio de la ONU en materia de paz y seguridad-- España pretende afrontar los retos actuales desde una posición "proactiva, utilizando el diálogo, la solidaridad y el compromiso, como instrumentos necesarios para lograr un mundo más seguro, próspero y justo para las generaciones presentes y venideras", subraya en un comunicado Exteriores.