Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo asegura que el ataque químico exige una respuesta aunque aboga por agotar la vía diplomática

El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, ha coincidido este lunes con su homólogo qatarí, Jalid bin Mohammad Al Atiyá, al defender la necesidad de que la comunidad internacional dé una respuesta al ataque químico perpetrado en las afueras de Damasco el 21 de agosto aunque ha abogado por agotar la vía diplomática en este asunto.
García-Margallo ha expresado sus opioniones durante el encuentro que ha mantenido este lunes con su homólogo qatarí, que fue nombrado el pasado 26 de junio, según ha informado su departamento en un comunicado. Los dos ministros han coincidido en que el uso de armas químicas constituye una grave violación del Derecho Internacional que exige una respuesta firme de la comunidad internacional porque el caso contrario "sentaría un peligroso precedente", según la nota de Exteriores.
Margallo ha trasladado a su interlocutor su "esperanza" en que se pueda alcanzar un consenso internacional que ponga fin al drama sirio, que "ya se ha cobrado más de 100.000 vidas y amenaza con desestabilizar a la región". El jefe de la diplomacia española ha recordado que es fundamental agotar la vía diplomática y, en especial, esperar a que el equipo de investigación de Naciones Unidas que se desplazó a Siria informe de sus conclusiones.
"España sigue considerando fundamental avanzar hacia una solución política del conflicto", ha indicado el Ministerio de Asuntos Exteriores. García-Margallo se ha referido a la reunión de opositores sirios celebrada en Madrid el pasado mes de mayo y ha transmitido al ministro qatarí su "convencimiento" de que la solución pasa por un diálogo "lo más inclusivo posible".
Los dos ministros también se han referido a la situación en Egipto y han coincidido en el rechazo a la violencia y en la conveniencia de que los Hermanos Musulmanes "forme parte de cualquier proceso político inclusivo". García-Margallo ha destacado que la Unión Europea y España pueden desempeñar un papel moderador y facilitador, siempre que así se solicite, con el objetivo de tender puentes entre las partes en conflicto.
En su encuentro en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid, los dos ministros han resaltado el excelente estado de las relaciones bilaterales en los últimos años, en los que se ha desarrollado un fluido nivel de contactos, y Margallo ha trasladado a su homólogo el deseo de que, en la etapa abierta tras la designación del nuevo emir de Catar, se pueda seguir profundizando en las diferentes áreas de interés común.
El jefe de la diplomacia española ha destacado el buen momento que atraviesan las relaciones económicas entre ambos países, con un creciente nivel de intercambios comerciales, así como en el flujo de inversiones, si bien ha puesto de relieve que aún están lejos de su auténtico potencial. Ambos se han felicitado por el aumento del número de empresas españolas que encuentran en Qatar oportunidades de negocio y por la creciente atracción de los fondos de inversión cataríes hacia empresas de España.