Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo ratifica sus dudas sobre la lucha antiyihadista de un gobierno PSOE-Podemos si se impone la tesis de Iglesias

Exige que las contradicciones en materia antiterrorista entre Sánchez e Iglesias se aclaren en el debate de investidura
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación , José Manuel García-Margallo, se ha reafirmado este jueves en las dudas que tiene acerca del compromiso en materia de lucha contra el terrorismo yihadista que mantendría un posible gobierno de coalición entre el PSOE y Podemos y que tanto malestar han generado en los socialistas, que han exigido al ministro una rectificación.
Pero lejos de excusarse o rectificar, el jefe de la diplomacia española en funciones, se ha reafirmado en sus opiniones que, bajo su punto de vista, han podido malinterpretarse. "No retiro la declaración, sino que la ratifico", ha asegurado a los medios de comunicación en el avión de la Fuerza Aérea Española que le traslada a la inauguración de una planta termosolar en Marruecos construida por un consorcio español.
García-Margallo reveló el miércoles que se había visto "obligado" a alertar esta semana a algunos de sus colegas en la Coalición Internacional contra DAESH (el autoproclamado Estado Islámico) de que si el PSOE y Podemos gobernasen España y se impusiesen las tesis del partido de Pablo Iglesias, este país podría ser el primero en abandonar la coalición de 66 países que combate el terrorismo yihadista.
MARGALLO RESPONDIÓ A DUDAS DE OTROS PAÍSES
El ministro ha explicado este jueves que no hizo esta advertencia durante su intervención en el pleno de la reunión de ministros de Exteriores de la coalición el miércoles en Roma, sino que expresó su opinión en respuesta a algunas preguntas que en este sentido le formularon algunos de sus colegas de forma privada. Es decir, ha subrayado, él no hizo uso de la posición oficial de España en esa reunión para trasladar un mensaje político.
Las dudas que el ministro tiene respecto del compromiso con la lucha antiterrorista de un posible Gobierno PSOE-Podemos vienen motivadas por las posturas "contradictorias" que los socialistas y el partido de Pablo Iglesias mantienen en este asunto, ha abundado García-Margallo.
El jefe de la diplomacia no ha puesto en duda el compromiso de los socialistas en este aspecto. "Si triunfa la tesis del PSOE, estaremos donde estamos", ha dicho. Sin embargo, sí ha mostrado su preocupación por la posición de Podemos, contraria -ha remarcado- a intervenir militarmente en Siria y en Irak.
García-Margallo ha señalado que en un documento del partido de Iglesias, que se puede consultar en su web y que se titula 'Una propuesta de agenda para en Consejo de Paz', Podemos habla de la "guerra europea en Siria", una definición, que, remarca el ministro, no se corresponde con la realidad. En ese documento que aborda el conflicto en Siria, Podemos asegura: "la solución no es la guerra. La guerra europea en Siria no derrotará al Estado Islámico".
En sus declaraciones de ayer, el ministro se refirió a que Podemos no ha firmado el Pacto Antiyihadista, aunque sí ha participado como observador en algunas de sus reuniones. Ese pacto, propuesto por el líder socialista, Pedro Sánchez, cuenta con la rubrica de PP, PSOE, Ciudadanos, Unión del Pueblo Navarro y Coalición Canaria.
García-Margallo ha exigido que esta contradicción en las tesis del PSOE y Podemos sobre la lucha contra el terrorismo yihadista se aclare en un eventual debate de investidura de Pedro Sánchez para conformar un gobierno que contase con el apoyo del partido de Iglesias.
La principal contribución de España en la Coalición internacional anti DAESH consiste en el envío de unos 300 militares a Irak que están adiestrando desde enero de 2015 al ejército iraquí que combate al Estado Islámico, que ha instaurado un califato en parte del territorio iraquí, que se extiende también a Siria. Otros países de la coalición como Estados Unidos, Francia y Reino Unido participan en bombardeos contra posiciones de DAESH.