Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margarita Robles, dispuesta a debatir sobre si los jueces pueden entrar en política, pide al CGPJ que cumpla la ley

La número dos en la lista del PSOE por Madrid para las elecciones generales, Margarita Robles, ha afirmado este viernes que está dispuesta a que se abra un debate sobre su los jueces pueden participar en política o no pero, mientras tanto, ha instado a que se cumpla la actual ley.
En declaraciones a la Cope, recogidas por Europa Press, Robles ha tachado de "manifiestamente ilegal" la decisión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que retirarle su condición de magistrada del Tribunal Supremo por haber pedido una excedencia para presentarse a las elecciones.
La juez ha argumentado que ha solicitado una excedencia "temporal y subordinada", condicionada a ser elegida diputada, de manera que hasta que no lo sea no debería valorarse si pierde o no su condición de magistrada del Supremo.
Robles ha insistido en que la decisión es una "venganza personal" del presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, porque ella ha hecho "críticas contundentes" a la actuación del actual CGPJ.
A su modo de ver, el actual órgano no está defendiendo los intereses de los jueces y está "absolutamente politizado, a lo mejor porque Lesmes fue director general con el PP durante ocho años". De hecho, ha denunciado una "doble vara de medir" con la participación de los jueces en política, porque ella fue secretaria de Estado dos años y medio, y ha sido juez durante más de 30, mientras que otros, como el propio Lesmes, ha estado más tiempo.
Por eso, se ha mostrado dispuesta a que se abra ese debate, pero "con rigor", pero ha remarcado que mientras tanto debe cumplirse la ley actual, que permite que los jueces hagan política y vuelvan a sus puestos.
En todo caso, ha defendido que si un juez llega a ser ministro de Justicia "conoce la realidad de la Justicia y puede aportar mucho", y que también depende de la forma de ser de cada uno. "Yo sólo concibo tanto la administración de Justicia como la política como servicio público", ha dicho.