Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marjaliza pagó durante año y medio a un vecino de Valdemoro que le amenazó con perjudicar a su hijo

El empresario David Marjaliza pagó durante más de año y medio a un vecino de Valdemoro de su confianza al que ayudó a lograr la adjudicación de un bar en una biblioteca y la gestión del parking de un centro comercial pero que acabó volviéndose en su contra y le amenazó con perjudicar a su hijo.
Según declaró al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco el pasado mes de junio, Emilio Taravillo y su mujer, Aleyda Espinosa, le pidieron que les echara una mano porque se habían quedado "arruinados". Marjaliza les proporcionó ambos negocios pero la "mala praxis" de esta persona le provocó la quiebra.
"Me amenazó con la foto de mi hijo. Yo tontamente estuve muy cerca de él y él muy cerca de mi familia y yo, la verdad, entrecomillas, me acojoné porque yo, con mi hijo, como cualquier padre...", dijo durante el interrogatorio.
Ese temor le condujo a pagar a Taravillo durante meses una cantidad de entre 200 y 800 euros. "Me cabree mucho y puse a alguien a mediar porque iba a hacer algo que no quería hacer, si me ocupaba yo, le iba a matar", precisó.