Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martinelli y Santos hablan de seguridad y de posturas comunes ante terceros

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli (i), saluda al gobernante electo de Colombia, Juan Manuel Santos (d), este 23 de julio durante una conferencia de prensa tras su encuentro en el palacio presidencial de Las Garzas, Panamá. EFEtelecinco.es
El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, y su futuro colega colombiano, Juan Manuel Santos, hablaron hoy de seguridad y de la adopción de "posiciones comunes" frente a terceros países, un día después de la ruptura de relaciones de Venezuela con Colombia.
Tras una reunión-almuerzo que duró tres horas y media, el mandatario electo de Colombia dijo que coincidió con Martinelli en que los dos países pueden avanzar más en la adopción de "posiciones comunes frente a problemas ante el mundo, terceros países y sobre todo (en) la coordinación en materia de seguridad".
Santos, que el 7 de agosto asumirá la Presidencia de su país, no quiso hablar de la crisis con Venezuela en su comparecencia ante los medios junto a Martinelli tras reunirse en el palacio presidencial de Las Garzas, en el casco antiguo de la ciudad de Panamá.
"La mejor contribución que puedo hacer es no dar declaraciones", alcanzó apenas a decir a los periodistas al abordar su vehículo.
Santos afirmó que en su encuentro con Martinelli identificaron el tema de seguridad como uno en el que ambos países pueden avanzar "más rápido" y en el que "hay campo para mejorarla".
La seguridad es un asunto que preocupa especialmente a Panamá por la permeabilidad de la frontera con Colombia y la presencia de la guerrilla colombiana que de tanto en tanto se detecta en ella.
"Panamá y Colombia tienen un destino común", aseguró Santos junto a su futuro colega panameño, que ha invitado recientemente al presidente venezolano, Hugo Chávez, y se ha ofrecido para mediar y contribuir a reducir la tensión política entre Colombia y Venezuela.
"Panamá es un punto de encuentro para que personas de todas las nacionalidades, de todos los países, podamos dialogar, conversar y dirimir nuestros problemas entre nosotros", dijo por su parte Martinelli en referencia a su ofrecimiento de mediación.
La crisis generada por la ruptura de relaciones con Colombia anunciada por Chávez, en respuesta a la denuncia del Gobierno de Álvaro Uribe ante la OEA sobre la existencia de bases guerrilleras en el vecino país, fue uno de los asuntos que marcó el encuentro.
El vicepresidente y canciller panameño, Juan Carlos Varela, hizo un "llamado al diálogo" a Colombia y Venezuela, aunque aseguró que también se ha de ver "lo que se ha presentado" ante la Organización de Estados Americanos (OEA), en relación a la denuncia de Bogotá.
Varela mencionó la idoneidad de Panamá como mediador, por tratarse, al igual que Venezuela, de otro "país fronterizo con Colombia que de una forma u otra ha tenido situaciones como las que en este momento dado están en debate entre ambos países".
El canciller recordó que la invitación cursada a Chávez a visitar Panamá, de la que aún no ha recibido respuesta, se hizo "unos días antes" de estallar la crisis con Colombia, pero indicó que su Gobierno no tiene "porqué cambiar de posición" tras la ruptura de relaciones de Venezuela con Colombia.
Entre los otros asuntos "fundamentales" abordados en la reunión entre Martinelli y Santos y en los que ambos se comprometieron a avanzar están la interconexión eléctrica entre los dos países, la integración comercial y la atracción de inversionistas en ambos sentidos, dijo el presidente electo colombiano.
Asimismo, se abordó el Tratado de Libre Comercio (TLC) que negocian ambas naciones, cuya tercera ronda se celebrará del 2 al 6 de agosto en Panamá, así como las oportunidades de cooperación en el sector petrolero y aeronáutico, dijo por su lado Martinelli.
"Nos importa mucho que Panamá se interconecte eléctricamente con Colombia y hagamos un TLC, que tengamos más inversiones de ambos lados", afirmó.
El gobernante panameño aseguró que la interconexión eléctrica con Colombia, un país exportador de energía, permitirá bajar el coste de la electricidad a los panameños y obtener un beneficio por su paso a los países centroamericanos.
Tras reunirse con Martinelli, que aceptó asistir a su toma de posesión, Santos partió a Costa Rica para reunirse hoy mismo con la presidenta Laura Chinchilla.
Santos dijo que de Costa Rica retornará a Bogotá y el lunes reanudará su gira que lo llevará a Chile, Argentina y Perú, desde donde regresará a Colombia para nuevamente seguir viaje a República Dominicana y Haití.