Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martinelli reconoce que el bajón en una encuesta es un reflejo de la realidad

El mandatario panameño aceptó que se han hecho "muchas cosas que no se debieron de hacer, pero había que hacerlas". EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, reconoció hoy que la baja de su popularidad en una reciente encuesta, donde descendió 14,3 puntos, se debe a que su Gobierno "ha hecho muchas cosas que no se debieron hacer".
"Las encuestas reflejan una realidad: el Gobierno ha decaído (...), mi popularidad ha decaído, pero yo no vivo de la popularidad, vivo de hacer el cambio por el país", señaló Martinelli en una entrevista con el Canal 2 de la televisión local.
El mandatario panameño aceptó que se han hecho "muchas cosas que no se debieron de hacer, pero había que hacerlas".
La popularidad de Martinelli bajó este mes 14,3 puntos y se mantiene en el 56 por ciento, según una encuesta de la empresa Dichter & Neira que se realizó justo cuando el Gobierno enfrentaba protestas de huelguistas bananeros en la población de Changuinola, en el occidente del país, por la polémica Ley 30, también conocida como Ley chorizo, aprobada recientemente.
La Ley 30 tramitada como una modificación a la normativa de aviación comercial incluye cambios en tres códigos (Penal, de Justicia y Laboral) y seis leyes, incluida la orgánica de Policía, y en el ámbito laboral contempla entre otros aspectos la no obligatoriedad de la cuota sindical.
La norma, que ha sido objeto de recursos de inconstitucionalidad, también establece que se puedan suspender los contratos de los empleados en huelga, contratar trabajadores en esos casos y utilizar la Policía para garantizar la "protección" de la empresa, cuya "operatividad" queda ahora garantizada.
El sindicato bananero aceptó finalizar el pasado domingo la huelga que mantenía desde hacía diez días después de que el Gobierno aceptara suspender temporalmente una parte de la polémica y revisarla.
Martinelli anunció que viajará el próximo sábado a Chaguinola, donde los enfrentamientos entre manifestantes sindicalistas y la policía, dejó oficialmente dos muertos, decenas de heridos y mas de un centenar de detenidos.
"Allá voy a anunciar un cambio en el salario mínimo a los trabajadores bananeros, vamos a realizar giras médicas asistenciales y a iniciar la beca universal (estudiantil)", destacó el presidente.
Por otra parte, Matinelli negó hoy haber asistido anoche al partido amistoso de fútbol celebrado en la capital panameña, cuya figura central fue el jugador argentino Lionel Messi, y donde tras el anuncio de su supuesta llegada al estadio se escuchó un fuerte abucheo.
"No fui a ese juego y estoy seguro que si hubiera ido, lo más probable es que me hubieran abucheado", por la baja de popularidad acotó.