Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Martínez-Maillo (PP) cree que Pedro Sánchez "es un obstáculo para cualquier gobierno de estabilidad"

Monago pone como ejemplo a Extremadura donde "siempre" gobierna la lista más votada
El vicesecretario de Organización y Electoral del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo, considera que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, "es un obstáculo para cualquier gobierno de estabilidad" porque "está pensando más en su futuro que en el de los españoles" y porque "está dispuesto a poner en riesgo el futuro de España con tal de salvar su propio futuro".
Martínez-Maillo ha criticado al líder de los socialistas y candidato a la Presidencia del Gobierno por "negar" el diálogo al PP y le ha reprochado ser "el campeón de los vetos" al no querer hablar con Mariano Rajoy aunque, no obstante, ha confirmado que el presidente de los 'populares' sí se reunirá con Sánchez este viernes y "le cantará las cuarenta".
"Nosotros sí iremos a la reunión por responsabilidad y por respeto a los votantes socialistas y le diremos que lo mejor para España es el acuerdo entre los tres grandes partidos", ha dicho en una rueda de prensa en Cáceres antes de participar en una reunión de la Junta Directiva Provincial junto al presidente del PP en Extremadura, José Antonio Monago, y el presidente provincial de los 'populares' en Cáceres, Laureano León.
Según ha relatado Martínez-Maillo en la reunión del viernes, Rajoy le dirá a Sánchez "las verdades del barquero" que, a su juicio, son que "no existe otra alternativa" que el acuerdo entre los grandes partidos (PP, PSOE y Ciudadanos) y que el "gran teatro" que se ha montado el candidato socialista es "un salto al vacío" y "una huída hacia adelante".
En este sentido, critica que el PSOE se apoye en los "populistas" de Podemos o en los "independentistas" catalanes y le pide que se incluya en el documento que se ha elaborado como base de negociación de cara a la investidura que "se rechaza cualquier apoyo en forma de abstención o ausencia de la votación de los independentistas". "También pedimos que se reconozca la unidad de España. Se le ha olvidado incluir estas premisas", ironiza.
Por eso, los 'populares' siguen apostando por una gran coalición para formar un gobierno que garantice la estabilidad del país. "Sería una oportunidad histórica para hacer reformas en profundidad y para mejorar el funcionamiento de las instituciones y el estado de bienestar", ha dicho el dirigente del PP que insiste en que el mensaje que las urnas dieron en las elecciones no fue "el del cambio" sino que se "compartan tareas".
Martínez-Maillo ha incidido en que Mariano Rajoy, con su decisión de no someterse a una sesión de investidura ha demostrado ser un político "honesto" y "coherente" porque sabe que "no cuenta con los apoyos necesarios". Finalmente ha pedido que el Pleno de investidura se celebre "cuanto antes" y confía en que el presidente del Congreso de los Diputados, el socialista Patxi López, no utilice la Cámara Baja como "un cortijo" al esperar a la consulta a la militancia que ha propuesto el PSOE.
EJEMPLO DE EXTREMADURA
Por su parte, el presidente del PP en Extremadura, José Antonio Monago, ha puesto como ejemplo a la región en la que "siempre" ha gobernado la lista más votada, tal y como pasó en 2011 cuando él mismo se hizo con la Presidencia de la Junta de Extremadura y según ha ocurrido el año pasado cuando el PSOE ganó las elecciones autonómicas y resultó investido Guillermo Fernández Vara.
"En Extremadura se propone siempre la lista más votada y los demás se abstienen en la investidura. Eso forma parte de la normalidad y la gente lo entiende", ha dicho el líder de los 'populares' extremeños quien ha pedido que impere el "sentido común" a la hora de formar gobierno a nivel nacional porque, lo demás, "sería una coalición de perdedores", ha espetado.
Para Monago, los ciudadanos lo que quieren es terminar ya con la "incertidumbre" y que el gobierno saliente favorezca la "estabilidad", algo que pone en duda en caso de que finalmente Pedro Sánchez logre apoyos para ser investido ya que, según ha dicho, "no tiene ningún reparo en ceder el peso a los independentistas" y "eso no es bueno para el país".