Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mato reconoce que puede haber "injusticias" en la nueva financiación de Dependencia y se compromete a estudiarlo

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha reconocido este martes en el Senado que los nuevos criterios establecidos para regular la aportación del Estado a las Comunidades en materia de Dependencia pueden estar dando lugar a "alguna injusticia y alguna inequidad en los funcionamientos", si bien se ha comprometido a "analizarlo" y a dialogar con las Comunidades Autónomas para subsanar esta situación.
Así lo ha manifestado durante la sesión de control al Gobierno en el Senado en respuesta la interpelación de la senadora de UPN Amelia Salanueva, quien ha reclamado "la aplicación justa y equitativa de la Ley de Dependencia, especialmente en la Comunidad Foral de Navarra", para la cual el nuevo sistema de cálculo supone un gran "agravio" y una "tripe penalización" según la parlamentaria navarra.
Según Mato, la nueva normativa, aprobada en diciembre de 2013, responde a la necesidad de garantizar el principio de igualdad, es decir, que todos los dependientes tengan el derecho de recibir las mismas por garantizar independientemente de la Comunidad Autónoma en la que vivan.
No obstante ha reconocido que dicho sistema, que persigue el objetivo de "hacer un marco general para toda España", puede haber creado "alguna inequidad" y que por ello es preciso "ver las peculiaridades de cada una de las Comunidades Autónomas especialmente por la situación de cada una de ellas".
Así, ha admitido que aunque todas las Comunidades Autónomas tendrían que fijar la atención a los dependientes como una de sus máximas prioridades, no todas le dan la misma importancia a este asunto a la hora de repartir su financiación, algo que, según ha señalado Mato, van a tener en cuenta para no perjudicar a las que sí priorizan, como Navarra.
"Estoy convencida de que no se puede penalizar la buena gestión de una Comunidades Autónomas porque otras no lo hagan. Eso lo tendremos en cuenta, pero todos tenemos la obligación de buscar fórmulas para que ningún ciudadano quede desatendido por la desidia de alguna Comunidad", ha argumentado, tras felicitar a Navarra por sus buenas cifras de atención a dependientes.
Ante esta situación, Mato se ha mostrado convencida de que las medias que ha adoptado el Ministerio van en la "buena dirección" de avanzar hacia un sistema de ayuda a las personas dependientes "más justo y equitativo", al tiempo que ha reiterado su oferta de diálogo a Navarra para "resolver las diferencias de criterio".
UPN: NO AL "CAFÉ PARA TODOS"
Por su parte, la senadora de UPN ha agradecido las muestras de diálogo, tras alertar del peligro de establecer en el reparto de los fondos para Dependencia el sistema del "café para todos". "Esto es un derecho que debe ser igual para todos los ciudadanos, vivan donde vivan, pero llega un momento en el que hay Comunidades que priorizan e invierten bien y otras que no lo hacen tan bien, habrá que buscar mecanismos", ha señalado.
"Le agradezco su oportunidad de diálogo para que se ayude a quienes su gestión no es buena pero sin perjudicar a quien hace bien los deberes", ha manifestado Salanueva, tras denunciar una vez más la "situación de agravio y de injusticia" que vive la Comunidad Foral.