Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mayrén Beneyto afirma que Grau era el que llevaba los temas de turismo y el que tomaba las decisiones

La concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Valencia, Mayrén Beneyto, ha afirmado en su declaración testifical ante el juez del 'caso Nóos', en relación con los Valencia Summit organizados en 2004, 2005 y 2006 por el Instituto Nóos, que el vicealcalde de la ciudad y concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau --también presidente de la Fundación Convention Bureau--, era el que llevaba los temas de turismo y el que tomaba las decisiones, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la declaración.
Beneyto se ha pronunciado en estos términos en su declaración, en calidad de testigo, ante el juez José Castro en Valencia, en un día en el que también estaban citados Luis García; el exsecretario general de Feria de Valencia Enrique Calomarde; el expresidente de Feria Alberto Català; el expresidente de la Confederación Empresarial Valenciana Rafael Ferrando; el exdirector del Hotel Expo José Gallego; Manuel Ales; y la exdirectora del Hotel Meliá Rey don Jaime Consuelo Garde.
Beneyto, que estaba citada a las 11.15 horas, se ha presentado en el tribunal valenciano cerca de las 11 horas y a su llegada no ha querido hacer declaraciones a los medios que le esperaban. A su salida, ha indicado que había contestado "la verdad", y ha agregado: "cuando se contesta la verdad, siempre va muy bien".
Así mismo, ha afirmado que "cada uno ha preguntado lo que ha querido y me ha parecido muy correcto, muy bien". Además, ha subrayado que como ha dicho la "verdad", "no hay problema". "Creo --ha añadido-- que han tenido claro que lo que yo respondía era lo que realmente sabía y no sé nada más. La verdad es que muy bien, no puedo decir nada más".
En su declaración ante el juez, la edil ha afirmado que no recordaba prácticamente nada de los Valencia Summit, y ha aseverado que era Grau el que llevaba los temas de turismo y el que tomaba las decisiones a este respecto, tal y como han informado a Europa Press.
Y este es el argumento en el que se han basado también el resto de testigos que han pasado este sábado por el tribunal valenciano, quienes han aseverado que no recordaban nada, y que a ellos les llegaban ya las decisiones tomadas, que eran adoptadas por Grau y por el gerente de la Fundación Convention Bureau, José Salinas.
A este respecto, la abogada del PSOE, Sandra Gómez, ha afirmado en declaraciones a los periodistas que tras estas declaraciones, "lo que ha quedado en evidencia es que las decisiones las tomaba el presidente de la fundación, que es Alfonso Grau, representando al ayuntamiento, y que los patronos eran invitados de piedra a los que simplemente les informaban y no decidían nada".
Estima que la "conclusión" es que Grau "tenía toda la responsabilidad", porque "así lo han manifestado todos los patronos, al decir que ellos no decidían nada y que simplemente les informaban". Preguntada por quién llevó el proyecto al Patronato, ha respondido: "Grau, sí, Grau. Lo presentaba el director, que es José Salinas, pero siempre con intermediación de Alfonso Grau, que es el presidente".
Por su parte, el expresidente de la Confederación Empresarial Valenciana Rafael Ferrando ha afirmado tras declarar ante el juez que había ido "todo bien" y ha agregado: "prácticamente los que me han precedido ya lo han comentado prácticamente todo. No puedo añadir mucho más. Es una fase de testificación", ha puntualizado. Así mismo, la exdirectora del Hotel Meliá Rey don Jaime Consuelo Garde ha declarado que ella no sabe nada porque se jubiló justo en ese momento.
"SE CERRARÁ CUANDO SE CIERRE LA INSTRUCCIÓN"
Por último, José Castro, a su salida de la Ciudad de la Justicia, ha señalado que había ido "muy bien" y ha agregado que la rama valenciana "se cerrará cuando se cierre la instrucción. No se cierra una rama y la otra sigue abierta", ha apostillado. Así mismo, ha señalado que por el momento siguen en la causa los mismos imputados, e interpelado por si tras las testificales hay algún nuevo dato relevante, ha dicho: "no puedo decírselo. Ya lo sabrán, es inevitable. Pero yo no puedo decírselo".
Estas testificales constituyen una de las últimas diligencias que Castro prevé practicar en el marco del caso Nóos, cuyas investigaciones dieron sus primeros pasos a principios de 2010, en el marco del caso Palma Arena, y estallaron en noviembre de 2011 con el registro del Instituto Nóos y de varias sociedades vinculadas. A través de ellas, tanto Iñaki Urdangarin como su exsocio Diego Torres se habrían apoderado de unos 5,9 millones de euros de las Administraciones públicas.
En concreto, las tres ediciones del Valencia Summit tuvieron lugar en virtud de un convenio de colaboración y dos addendas posteriores suscritos entre la FTVCB, la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa) y Nóos. Según un informe de la Agencia Tributaria, sólo en 2004 Nóos destinó a la preparación del primer Valencia Summit 194.436 euros, a pesar de que para ello había percibido un total de 1,044 millones públicos.
Un año después, de los 1,5 millones que recibió, tan sólo gastó en facturas de la segunda edición 395.597 euros, mientras que en lo que a la tercera edición se refiere, el Instituto recibió 1,049 millones, de los que empleó 320.635 euros para el evento. Así, hasta un total de 3,6 millones de euros recibió Nóos de la Administración pública valenciana por las tres ediciones del evento deportivo.