Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete países europeos del Mediterráneo abordarán en Alicante el próximo miércoles la situación de la inmigración

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha avanzado este jueves en Alicante que los ministros del ramo de Italia, Portugal, Francia, Chipre, Malta, Grecia y España, que se reunirán el próximo miércoles en la sede de Casa Mediterráneo, abordarán la cuestión de la inmigración para elaborar una "declaración conjunta" que ofrecerán al resto de los países de la Unión Europea y además analizarán "cuál debe ser el papel de la Unión para el Mediterráneo".
García-Margallo ha realizado este anuncio tras mantener un encuentro con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, en la sede de la institución diplomática en Alicante.
Sobre los asuntos tratados con Durao Barroso, el ministro de Asuntos Exteriores ha apuntado que "cuando uno se entrevista con el presidente de la Comisión se pasa revista a todos", y ha enumerado la situación de Ucrania, el conflicto sirio e Irán. No obstante, ha insistido en que el Mediterráneo es "un tema central" y especialmente "cómo concebimos la Unión para el Mediterráneo como instrumento de actuación de la diplomacia europea".
En ese contexto, García-Margallo ha explicado que Casa Mediterráneo está desarrollando una actividad "espléndida" y, entre otras acciones, ha destacado que ha "apadrinado" un convenio entre España y Marruecos "sobre la mediación como método de solución de conflictos", un programa "importante dada la situación que viven los países del norte de África", así como un convenio con Argelia "para solucionar el tema del agua en el Mediterráneo".
García-Margallo ha puesto estos dos ejemplos de lo que España puede hacer y ha avanzado que el 16 de este mes se reúnen en Alicante, siete ministros de Exteriores, del "grupo del Olivo, que hemos resucitado".
Así, García-Margallo ha dicho que el hecho de que la Casa Mediterráneo "ejerza un liderazgo en agua, inmigración, mediación y unión por el Mediterráneo es un orgullo" y ha defendido la entidad como "un instrumento de diplomacia cultural, económica, política" y "sobre todo de integración entre los pueblos". Además, "el valor de España aumenta en cuanto que de actuar como país soberano actúa --también--, como miembro de la Unión Europea", ha añadido.