Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mendia (PSE) dice que el no del PNV a Sánchez es "estratégico" y contrario a los "intereses de los vascos"

Acusa a Podemos e IU de situarse "en la pinza con el PP como en los viejos tiempos de Anguita y Aznar"
La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha considerado que el 'no' del PNV a la investidura del líder socialista, Pedro Sánchez, anunciado este viernes por el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, es "estratégico" y contrario a los "intereses de los vascos". Por ello, ha defendido que si los jeltzales no rectifican esta postura tendrán que explicar a la ciudadanía "por qué mantiene al gobierno de Mariano Rajoy unos meses más".
Durante un reparto de información en Bilbao sobre las medidas que el PSOE ha pactado con Ciudadanos, Mendia ha señalado, además, que si formaciones como Podemos e IU votan en contra de la investidura de Sánchez, también deberán explicar "por qué se sitúan en la pinza con el PP como en los viejos tiempos de Anguita y Aznar". "Son otros los que anteponen los intereses de su partido y sus ambiciones", ha lamentado.
Tras considerar que España y Euskadi viven "días importantes", ya que está en juego "un cambio de políticas y abrir un tiempo de esperanza", la dirigente socialista ha destacado que las medidas pactadas entre Pedro Sánchez y Ciudadanos pueden "ser mejoradas e incrementadas" por otras fuerzas políticas.
En este contexto, ha criticado la "cerrazón" de algunos partidos que se mantienen en una "estrategia permanente" por encima de los intereses ciudadanos y, por ello, "el resultado de esta tarde parece que no va a variar respecto al de hace 48 horas", ha manifestado en referencia a la segunda votación de la sesión de investidura.
No obstante, Mendia ha hecho un llamamiento al entendimiento, ya que es "imposible trazar un cambio" si no es a través de un acuerdo transversal de fuerzas con un objetivo común: "cambiar las políticas en beneficio de la ciudadanía".
Preguntada por la posibilidad de que una reiterada negativa de Podemos pudiera traer consigo una ruptura de acuerdos en ayuntamientos del Estado, Mendia ha defendido que la "mano tendida" del PSOE ha sido "sincera y valiente", y ha remarcado que "no es verdad que, con un gobierno de izquierdas exclusivamente podemos dejar las políticas del PP, ya que para derogar se necesitan mayorías parlamentarias".
"Por eso, hemos sumado a Ciudadanos e invitamos al resto de formaciones de la izquierda a que se sumen al acuerdo, a que lo mejoren", ha añadido.
De este modo, ha incidido en que, cuando los ciudadanos votaron en las pasadas elecciones municipales, "también querían un cambio" y, por eso, los socialistas apostaron por ello. "Tendrán que ser otros los que expliquen por qué se sitúan en la pinza con el PP como en los viejos tiempos de Anguita y Aznar; por qué favorecen la continuidad de Mariano Rajoy", ha remarcado.
Asimismo, Mendia ha hecho suyas las palabras de Felipe González respecto a Pablo Iglesias y ha reconocido que no sabe de dónde saca tanta ira hacia el PSOE".
En lo que respecta al PNV, ha considerado que, si continúa con su 'no' a Sánchez, tendrá que explicar a los vascos "por qué mantiene el Gobierno de Mariano Rajoy unos meses más y da un portazo a los asuntos importantes para Euskadi como el desajuste del Cupo, las transferencias o el problema del acero.
"Ellos sabrán --en referencia al PNV-- por qué mantienen su negativa que a mí me parece estratégica y contraria a los intereses de los vascos", ha añadido.
Por último, ha defendido que las políticas acordadas entre PSOE y Ciudadanos recoge cuestiones que los partidos que ahora se niegan a apoyarlas las han defendido durante la campaña electoral.
"De las 16 medidas que Izquierda Unida puso encima de la mesa de negociación, 13 están en el acuerdo. Resulta difícil de entender por qué vota en contra", ha resaltado, para añadir que se niega a pensar que en dos meses los partidos "no van a ser capaces de llegar a un acuerdo".