Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mendia insta a Urkullu a presentar un texto articulada de reforma del Estatuto que culmine en una referéndum legal

Apuesta por "un reforzamiento social del autogobierno" y rechaza "tentaciones románticas" que lleven al escenario catalán
La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha instado al lehendakari, Iñigo Urkullu, a presentar ahora un texto articulado de reforma del Estatuto que se debata en el Parlamento "de acuerdo con las normas y procedimientos legales, desde el máximo consenso posible" y que concluya en un referéndum "no rupturista", después de que este martes todos los grupos presenten sus propuestas para actualizar el autogobierno en la Cámara legislativa.
La representante socialista cree que el nuevo estatuto debe ser asumido "como una auténtica Constitución de los vascos" y ha apostado porque suponga "un reforzamiento social del autogobierno", lejos de "tentaciones románticas" que lleven al escenario catalán.
En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, Mendia ha informado sobre el documento de 40 páginas con aportaciones que los socialistas han presentado en la ponencia de autogobierno de la Cámara autonómica este martes.
A su juicio, el resultado de este foro parlamentario "no puede ser un concurso de ideas para que cada uno defienda sus posiciones de partida, que ya están recogidas en los programas políticos de cada formación", y cree que, con la presentación de las propuestas de los grupos y con todos los informes de la ponencia de autogobierno sobre la mesa, "toca" al Ejecutivo elaborar una propuesta articulada, enviarla a la Cámara para su "debate sosegado por los cauces legales y de acuerdo con los procedimientos que establece el Parlamento vasco".
Tras señalar que los socialistas vascos no quieren que los meses de trabajo del Parlamento "se queden en un entretenimiento para que alguien se pueda justificar", ha insistido que, en estos momentos, "la responsabilidad es de quien tomó la iniciativa". "Y fue el lehendakari Urkullu quien dijo que esta cuestión debía ser eje central de la actuación política en esta legislatura y defendió la necesitad de un 'nuevo estatus' para Euskadi", ha señalado.
La líder del PSE-EE ha recordado que su partido inició la legislatura "con la prioridad de luchar contra las desigualdades e impulsar las reformas necesarias para garantizar en Euskadi los servicios públicos y los derechos sociales a la próxima generación", y ha reiterado que fueron los jeltzales los que plantearon, "desde el primer momento, la necesidad de abordar un nuevo marco jurídico y político para Euskadi".
Según ha manifestado, pese a que, para los socialistas, la constitución de la ponencia de autogobierno "no era una prioridad", expresó su disposición a participar en ese debate "siempre que se abordara sobre dos premisas básicas, que se desarrollara por cauces legales, que buscara el máximo consenso y que sirviera para el bienestar de la ciudadanía de Euskadi".
SIN INTENTOS INDEPENDENTISTAS
"No estamos aquí para dar la razón a los nacionalistas en un intento de desbordar del Estatuto y la legalidad, y avanzar hacia la independencia. Para eso, que no cuenten con nosotros", ha asegurado.
Idoia Mendia ha subrayado que los socialistas vascos valoran "mucho todo el camino recorrido por los vascos en todos estos años de autogobierno" y no permitirán "que se tire por la borda todo lo conseguido". "Queremos mejorarlo, queremos que el giro social que hemos dado a la actividad política vasca se traslade también a un reforzamiento social de nuestro autogobierno", ha explicado.
Asimismo, ha indicado que sus aportaciones tienen "ánimo constructivo" y su pretensión es "configurar un Estatuto moderno e integral, útil y solidario, que sea asumido como auténtica Constitución interna de los vascos y que se someta al refrendo de los ciudadanos".
"Ésta es la consulta que proponemos los socialistas vascos, una consulta dentro de la legalidad y sobre una propuesta de convivencia, no una que desborde los marcos acordados ni que sólo plantee romper o no con el resto de España. Referéndums para ratificar acuerdos, sí; consultas para dividir a la ciudadanía, no", ha puntualizado.
Los socialistas vascos ha precisado que su texto de aportaciones "evalúa el desarrollo estatutario, analizar los errores o lagunas, y proponer cambios que puedan mejorarlos".
REFORMA CONSTITUCIONAL
Mendia ha manifestado que "esos cambios tendrían una mayor garantía, una mayor seguridad jurídica y una mayor estabilidad en el tiempo, partiendo de una reforma constitucional en sentido federal que blinde los derechos sociales para el conjunto de los españoles --también para los vascos-- y que delimite las competencias de unos y otros, desde criterios de solidaridad".
A su juicio, "el orden lógico de los factores" es que, primero, se abordara una reforma de la Constitución y, posteriormente, una reforma del Estatuto. "Y eso se hace todavía más importante en las circunstancias actuales con la constitución del nuevo Gobierno de Cataluña, que parece abocado, sin remedio a desbordar la legalidad y a hacer un proyecto rupturista, saltándose todos los marcos de convivencia establecidos", ha indicado.
En este contexto, considera que "es el tiempo de la política serena y sensata, de propuestas que resuelvan los problemas de la gente y respondan a esas tensiones también, pero que se pongan encima de la mesa para debatir".
"No entendemos, por un lado, la sinrazón de los nacionalistas que siguen ese camino hacia el abismo, pero tampoco la continua parálisis del PP, que no aporta ni una sola solución, y cuya única respuesta es el muro de la Ley y el 'cuanto peor, mejor'", ha manifestado.
Por ello, ha abogado por la búsqueda de "acuerdos amplios, frente a quienes sólo creen en la política de bloques y que ponga los derechos de la ciudadanía por encima de las ambiciones partidistas".
De esta forma, ha precisado que los socialistas se pondrán "del lado de la gente". "Vamos a defender los intereses de los ciudadanos, a garantizar que nadie se vea privado de sus derechos y sus libertades, por mucho que algunos dirigentes traten de dinamitar el marco de convivencia que nos acoge a todos", ha señalado.
Para la secretaria general del PSE-EE, "se abre un período plagado de incertidumbres", pero los socialistas serán "responsables" y estarán "a la altura de las circunstancias". "Y esto es aplicable también a Euskadi, donde no permitiremos que los nacionalistas arrastren a la sociedad vasca al actual situación de desprotección e inseguridad a la que se ha llegado en Cataluña", ha dicho.
"Nosotros no vamos a permitir que haya una tentación romántica por parte de los nacionalistas de llevarnos a un escenario similar al catalán. No contarán con nosotros en ese viaje para nada", ha indicado.
En esta línea, ha dicho que están dispuestos a hablar "de todo, a repensar todo, pero siempre con una apuesta clara". "La nuestra es una reforma de la Constitución y, después, reformar el Estatuto. Pero, puede darse el caso de que una mayoría en el Parlamento vasco pretenda abordar la reforma del Estatuto de Gernika, sin esperar a una reforma constitucional. Les anuncio que nosotros estaremos en ese debate también, aunque discrepemos de ese orden de factores", ha especificado.
En cuanto a Cataluña, en concreto, ha aplicado que se necesita "tender puentes y proponer soluciones". "Y los socialistas tienen una solución encima de la mesa, que puede ser compartida, además, por la mayoría de los ciudadanos españoles que quieren seguir compartiendo un proyecto con España, una España diferente, y es lo que nosotros queremos trabajar, desde muchos campos, pero partiendo también de una reforma constitucional", ha apuntado.
Por último, ha asegurado que el PSOE "compartirá" con el PP "aquellas cuestiones que sean troncales del Estado, como la unidad de España cuando se desborda la legalidad, pero en la solución y en las propuestas no estamos en las mismas posiciones", ha concluido.