Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso calcula que se convocará el pleno de investidura a principios de febrero

La Mesa del Congreso, que ha celebrado su primera reunión de la XI Legislatura, calcula que la sesión de investidura para elegir al presidente del Gobierno podría tener lugar la primera semana de febrero. Todo dependerá de cómo transcurra la ronda de contactos del rey Felipe VI con los partidos con representación parlamentaria.

La fecha de esa primera sesión plenaria vendrá determinada por la ronda de entrevistas que ha de tener el rey Felipe VI con los representantes de todos los partidos que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones del pasado 20 de diciembre, según han precisado fuentes parlamentarias.
El Jefe del Estado recibe a los líderes de los partidos o coaliciones que concurrieron a las elecciones, no de los grupos parlamentarios, puesto que éstos tardarán aún unos días en quedar constituidos.
Por eso, en el caso de Podemos y sus confluencias, las citas serán por separado. Es decir, desfilarán por Zarzuela el secretario general del partido morado, Pablo Iglesias, y los portavoces de En Comú Podem, Xavier Domènech; Compromís-Podem, Joan Baldoví, y En Marea, Alexandra Fernández.
Y, además de a los líderes de PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos y sus marcas, el monarca tiene que recibir a los portavoces de ERC, Democracia y Libertad, PNV, IU-Unidad Popular, EH Bildu, Coalición Canaria, Nueva Canarias (pese a que concurrió en coalición con el PSOE) y Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias (ambos aliados electorales del PP en la Comunidad Foral y el Principado).
EL REY NO TIENE PLAZO PARA DESIGNAR CANDIDATO
Es decir, por Zarzuela tienen que pasar un total de 16 representantes de los partidos parlamentarios, lo que puede prolongar esta ronda de audiencias hasta la última semana de enero o incluso la primera de febrero. Así las cosas, el órgano de gobierno del Congreso calcula que, como pronto, el Pleno de investidura no tendría lugar antes de la primera semana de febrero.
Además, hay que tener en cuenta que el Jefe del Estado no está sujeto a ningún plazo legal para proponer un candidato a la investidura. Únicamente se activa un límite temporal de dos meses a partir de que se celebre la primera sesión de investidura. Si en ese tiempo no se ha designado a ningún presidente, habría que volver a convocar elecciones.
También está por ver cuándo se convoca la denominada Apertura Solemne de la XI Legislatura, que preside el Rey. El Reglamento del Congreso establece que esta sesión tendrá lugar en los 15 días siguientes a la constitución de las Cortes, un plazo que, no obstante, puede ser modificado por la Mesa de la Cámara, que aún no ha decidido si se convocará en el caso de que para entonces no se haya constituido el nuevo Gobierno.