Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Meyer afirma que Cañete y Valenciano "son dos candidatos de la troika"

El eurodiputado y cabeza de lista de IU a las elecciones europeas, Willy Meyer, ha afirmado este viernes que los cabezas de lista del PP y del PSOE para dichos comicios, Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano, respectivamente, "son dos candidatos de la troika".
En rueda de prensa en Córdoba, Meyer ha explicado que "los dos representan a fuerzas políticas que están en la Unión Europea (UE)", lo que, a su juicio, significa que "forman parte de la troika". A ello se suma que sus respectivos partidos "han votado todos los tratados que han permitido la intervención de la troika" e, igualmente, "los dos están de acuerdo con el Banco Central Europeo (BCE), como una cueva de especulación, y con una moneda única que no tiene tesoro público y que, por lo tanto, no se puede devaluar para controlar la inflación".
Meyer, quien ha aclarado que CIU "también presenta un candidato de la troika", ha destacado que la candidatura de IU, en contraposición, es la única del Estado español que se sitúa "contra la troika y contra este diseño" de Europa, al que su formación "antepondrá otro alternativo, en un proceso constituyente, para que tengamos un proyecto de integración regional pensado para la gente, con instrumentos que hagan posible la creación de empleo, con un banco público y una moneda con tesoro público".
Por eso y refiriéndose en concreto a la candidata del PSOE, Meyer ha dicho que Elena Valenciano, "ayer en Madrid vino a decir que los trabajadores ven muy bien el Gobierno en Alemania entre la socialdemocracia y la derecha de Merkel, y que ven bien el anuncio del Gobierno francés de un recorte de 50.000 millones de euros", para aplicar "la misma política que se ha hecho en Portugal, Grecia o España", de modo que, según ha insistido Meyer, la candidata socialista "tiene un problema serio de credibilidad".