Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas exigen junto a las víctimas justicia y un final del terrorismo sin impunidad

Secundan la concentración dirigentes del PP como Mayor Oreja, que avisa de que ETA quiere ganar las elecciones para "fracturar" España
Miles de personas han sumado este sábado su voz a la de las víctimas del terrorismo para exigir un final de la violencia sin impunidad y en el que haya justicia, con "vencedores y vencidos" y sin ningún tipo de cesión a ETA, que hace diez días anunció el "cese definitivo" de la actividad armada.
Congregados en la madrileña plaza de la República Dominicana, escenario de uno de los atentados más sangrientos de la banda en la capital, miles de ciudadanos han querido trasladar a las víctimas su apoyo y solidaridad en un momento en el que temen que su sufrimiento quede "en el olvido" y se pueda ceder ante los "chantajes" de la organización terrorista.
La concentración ha sido convocada por la plataforma Voces contra el Terrorismo, liderada por Francisco José Alcaraz, aunque ha contado con el apoyo de la práctica totalidad de las asociaciones y fundaciones de víctimas, como la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) --la mayoritaria--, la Fundación Gregorio Ordóñez o el Foro de Ermua.
A ella han acudido también representantes del PP como su portavoz en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, el eurodiputado Carlos Iturgaiz, los diputados Cayetana Álvarez de Toledo y Miguel Arias Cañete o el senador Luis Peral. También ha estado presente en la cita el presidente de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos.
Concebido como un homenaje a "todos los caídos por España", varias víctimas del terrorismo han tomado la palabra en un escenario presidido por el lema de la convocatoria, 'Frente a la impunidad, justicia'. El acto ha comenzado con un minuto de silencio, tras el que ha sonado 'La muerte no es el final'.
EMOTIVO RECUERDO A LAS VÍCTIMAS
Uno de los momentos más emotivos ha tenido lugar cuando ha tomado la palabra Toñi Santiago, que perdió a su hija Silvia, de 6 años, en un atentado en Santa Pola en el año 2002. También han intervenido María Jesús González, víctima del terrorismo junto a su hija Irene Villa; María Pilar Díez, cuyo padre murió en un atentado; y Sara Barreda Alcaraz, hermana de las gemelas de tres años fallecidas en el atentado cometido contra la casa cuartel de Zaragoza en 1987.
Además ha tomado la palabra la eurodiputada del PP Teresa Jiménez Becerril, hermana del concejal de Sevilla Alberto Jiménez Becerril asesinado junto a su mujer en 1998. "No tengo que firmar ninguna paz porque no ha habido ninguna guerra", ha defendido antes de desvelar su esperanza de poder enseñar a los tres hijos de su hermano muerto que "hay una diferencia entre el bien y el mal y que sus padres eran mucho mejores que los asesinos".
Por su parte, Alcaraz ha recordado que las víctimas del terrorismo siempre han confiado en la justicia y el Estado de Derecho, por eso ha rechazado a quienes les piden "generosidad", que supondría "traicionar" a los muertos.
"Hay quienes critican la dispersión, pero hoy muchas víctimas tendremos que conducir muchos kilómetros para depositar un ramo de flores en la tumba de nuestros familiares. Y ni siquiera esas flores podrán ocultar el hedor de la traición de quienes nos piden que renunciemos a la justicia", ha advertido.
ITURGAIZ: CADENA PERPETURA Y REFORMA DE LA LOREG
En este contexto, Mayor Oreja ha advertido de que el comunicado de ETA es únicamente el "desenlace" de un "proyecto pactado" con el Gobierno y con el objetivo de presidir el País Vasco para, desde allí, "liderar su proyecto totalitario y lanzar un desafío a España". "Quiere ganar las elecciones para la fractura de España, vamos a pasar de un proceso a un desafío en poco tiempo", ha avisado.
Su compañero en el Parlamento Europeo Carlos Iturgaiz ha defendido la necesidad de que la sociedad se "blinde" para evitar que los terroristas "tutelen" la política en el País Vasco y, para ello, ha propuesto dos medidas: "instaurar la cadena perpetua y cambiar la ley electoral".
CASCOS NO SE FÍA DEL PP
Por su parte, el presidente de Asturias ha reconocido que no se fía de su antiguo partido para dirigir la política antiterrorista tras las elecciones del 20 de noviembre. "Hay muchas dudas sobre la política que va a hacer el PP en los próximos cuatro años en defensa del Estado de Derecho o sin realizar cesiones a los nacionalistas para que unas comunidades sean más que otras", ha reconocido.
Cascos ha recurrido al comunicado de ETA, que llevaba subrayado en el bolsillo, para recordar que la banda no se ha disuelto ni ha entregado las armas. A su juicio, el texto "sólo tiene vigencia hasta el 20N", ya que es un elemento "puramente electoral de ETA y de los que utilizan la lucha contra el terrorismo como un arma política para obtener la credibilidad de los ciudadanos españoles".