Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ministro del Interior acusa a los obispos venezolanos de incitar al "odio"

"Si alguien ha transmitido odio en Venezuela, lejos de las palabras de paz y convivencia, ha sido la Conferencia Episcopal", señaló El Aissami. EFE/Archivotelecinco.es
La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) se ha convertido en "un partido político" que incita "al odio", dijo hoy el ministro del Interior venezolano, Tareck El Aissami, en respuesta a las acusaciones vertidas por los obispos venezolanos ante el Papa Benedicto XVI.
"Si alguien ha transmitido odio en Venezuela, lejos de las palabras de paz y convivencia, ha sido la Conferencia Episcopal", señaló El Aissami en rueda de prensa.
El funcionario replicó así a las declaraciones del titular de la CEV y arzobispo de Maracaibo, Ubaldo Santana, quien en su discurso ante el pontífice afirmó que el proyecto político del presidente Hugo Chávez ha puesto "en riesgo la convivencia democrática" y ha aumentado "la violencia, la inseguridad y el odio" en el país.
Los obispos venezolanos sostuvieron ayer un encuentro con Benedicto XVI con motivo de la visita "ad limina apostolorum" que realizaron a la Santa Sede.
"Sólo respondo diciendo que Dios los perdone, no saben lo que dicen", agregó El Aissami, tras la presentación de un plan integral para la defensa de las comunidades indígenas yukpa y barí, en el estado de Zulia, fronterizo con Colombia.
"Si la oligarquía nos critica, significa que estamos en el buen camino", comentó El Aissami, quien reivindicó el compromiso "con la paz" de la revolución bolivariana encabezada por el mandatario venezolano.