Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Monago, Feijóo y Herrera llaman a buscar el consenso y Villalobos pide libertad de voto en el Parlamento

Rajoy reclama no debatir en público sobre esta reforma y dice que Gallardón escuchará a los 'barones' del PP para mejorar el texto
El debate interno abierto en las filas del PP por la reforma de la Ley del Aborto se ha trasladado este miércoles al Comité Ejecutivo Nacional del partido, donde varios 'barones' autonómicos, como el extremeño José Antonio Monago, el castellanoleonés Juan Vicente Herrera y el gallego Alberto Núñez Feijóo han tomado la palabra para apelar al consenso en un tema en el que, según han admitido varios de ellos y el propio Mariano Rajoy, se mezclan los "sentimientos".
En esa reunión a puerta cerrada -que se ha prolongado más de tres horas-- una de las voces más explícitas ha sido la vicepresidenta de la Mesa del Congreso, Celia Villalobos, que ha solicitado libertad de voto cuando el proyecto de ley llegue al Parlamento, ha dicho que no iba a entrar en el campo de la oportunidad de la ley, ni en el campo del programa o de la reforma, según fuentes asistentes a ese encuentro.
El pasado mes de mayo, Villalobos ya fue multada por negarse a participar en la votación de una moción socialista que pedía paralizar la reforma de la Ley del Aborto que entonces preparaba el Gobierno. Anteriormente, la diputada andaluza ya había protagonizado otros episodios previos de ruptura de la disciplina de grupo en temas sensibles como el aborto (2009) y el matrimonio homosexual (2005).
Esa petición de Villalobos no ha obtenido respuesta ni por parte del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón ni por parte del presidente del Gobierno. Ha sido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, la que ha dicho después en rueda de prensa que "hoy por hoy ese tema" no lo van a tratar.
MONAGO, EL PRIMERO EN HABLAR DEL ABORTO EN EL COMITÉ
Tanto Rajoy como Cospedal han evitado hablar de la reforma del aborto en sus intervenciones iniciales, si bien el jefe del Ejecutivo ha hecho una referencia implícita al pedir al partido que se centre en la mejora de la economía que muestran los últimos datos. De hecho, ha dicho que ése va a ser su "discurso" y ha invitado a la plana mayor del partido a hacer lo mismo.
Después, cuando se ha abierto el turno de intervenciones, Monago ha sido el primero en pronunciarse sobre este asunto y ha defendido la necesidad de que se haga un esfuerzo para buscar el consenso en torno a esta norma, ya que debe aprobarse una ley que sirva para los próximos 20 años. Además, ha citado incluso la frase de un ministro de Finanzas alemán, que decía que los políticos hacen política para las personas como son, no como debieran ser.
El presidente de Extremadura ha venido a reconocer que tomaba la palabra después de haber sido "invitado" en cierta medida por el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, que hace unos días retó a aquellos que habían "levantado la voz" sobre el aborto a que fueran "capaces de alzarla en el Comité Ejecutivo". Fabra, sin embargo, ha optado por no intervenir en la reunión de este miércoles.
Minutos después, el presidente de la Rioja, Pedro Sanz, ha solicitado ante la plana mayor del PP no convertir la reunión del Comité Ejecutivo en un debate sobre el aborto, algo que, según ha dicho, solo le interesa al Partido Socialista. Dicho esto, ha coincidido con Mariano Rajoy en que hay que poner el acento en la economía, según fuentes 'populares'.
En parecidos términos, Alberto Núñez Feijóo ha manifestado que sería un "error" que el Comité Ejecutivo se convirtiera en el del aborto, un tema que despierta un "cruce de sentimientos" y sobre el que hay que consensuar, mostrándose convencido de que el debate en las Cámaras mejorará la norma. "La Ley de 1985 se acerca mucho más a los españoles que la de 2010", ha dicho después a los periodistas. También el castellanoleonés Juan Vicente Herrera ha defendido buscar el consenso en estos debates de carácter social, según las mismas fuentes.
El balear José Ramón Bauzá -no ha hablado en la reunión, pero sí ante los medios-- ha señalado que ahora entre todos harán aportaciones al borrador del anteproyecto para "mejorar al máximo el texto" y se ha mostrado convencido de que gracias a ellas saldrá "una ley mucho mejor en futuro". "Tenemos tiempo por delante, tenemos la convicción y el compromiso de mejorarlo y estoy convencido de que cuando sea aprobado el contenido del texto será mucho mejor", ha concluido.
GALLARDÓN DEFIENDE EL TEXTO
Ante la cascada de intervenciones, Gallardón ha dicho que el Gobierno y el PP tienen la legitimidad de las urnas para llevar a cabo esta reforma de la ley del aborto. Es más, ha señalado que el PP presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional en 2010 contra la Ley de Plazos presentada por el PSOE y no sería lógico no cumplir ahora con lo que dice ese recurso.
Además, el ministro ha mostrado su disposición a hablar con todos aquellos que quieran hacer aportaciones al texto asegurando que su despacho está abierto. Al hilo de este ofrecimiento, Rajoy ha asegurado después que Gallardón escuchará a los 'barones' del PP y dirigentes del PP que quieran expresar su opinión para mejorar y enriquecer el texto. Eso sí, ha pedido a los suyos que no sigan debatiendo en público sobre esta reforma, que aún está en fase de anteproyecto.
En su intervención -que ha cerrado el Comité Ejecutivo Nacional--, Rajoy ha dicho que el texto presentado por el Gobierno era "equilibrado", ha subrayado que el PP es un partido que defiende el derecho a la vida y ha añadido que derogar la ley de plazos era un compromiso electoral, según han informado fuentes 'populares'.
En la rueda de prensa posterior a la reunión, la secretaria general del PP ha señalado que la reforma de la ley del aborto aún tiene que pasar su tramitación parlamentaria y ha dicho no tener la "menor duda" de que desde el PP se hará "todo el esfuerzo posible" para que esta ley cuente con el mismo consenso que había con la Ley de 1985 y que, a su juicio, fue "roto" después por la ley de plazos presentada por el PSOE.
"Ese esfuerzo se hará y se ostentará por parte del Gobierno, también es verdad que el Gobierno gobierna y tiene que tomar sus decisiones", ha apostillado la 'número dos' de los 'populares'.