Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban Ki Moon quiso empezar en Rabat su gira por el Sáhara, pero Mohamed VI le dijo que no estaba disponible

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha explicado este martes en Madrid por qué su primera gira por el Sáhara Occidental en estos diez años de mandato no incluye a Marruecos, una de las partes del conflicto.
"Lo ideal para mí sería poder visitar todos los países. Quería haber empezado en Rabat tras reunirme con Mohamed VI, pero se nos dijo que no estaba disponible en estos momentos", ha explicado Ban en rueda de prensa conjunta con el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.
Después de consultarlo con el Gobierno marroquí, Ban decidió llevar a cabo esta gira en dos fases. En primer lugar visitaría Mauritania, Tinduf y Argelia, que es lo que va a hacer en los próximos días, y "en una fecha conveniente para ambos" viajará a Marruecos e intentará "visitar El Aaiún" (capital del Sáhara ocupado, para Marruecos sus provincias del sur) y la misión de la ONU que vigila el cese de hostilidades entre Marruecos y el Polisario, Minurso.
En abril, el secretario general debe presentar su informe anual sobre el estado del contencioso, antes de que el Consejo de Seguridad decida prorrogar como cada año el mandato de Minurso. En los últimos años Marruecos no le ha puesto fácil las cosas al enviado personal del secretario general para el Sáhara, Christopher Ross, al considerar sus tesis demasiado cercanas a las del Frente Polisario.
A Ban también se le ha preguntado por el reciente incidente en que un hombre murió tras ser abatido por las fuerzas marroquíes en el muro que separa el territorio que controla Marruecos del que está en manos del Polisario. El secretario general se ha limitado a reproducir la versión que ha dado el Gobierno marroquí, que ha explicado que dos agentes dispararon un tiro de advertencia contra unos movimientos persistentes que observaron en la línea de defensa, con el resultado accidental de un hombre muerto, al parecer un pastor.
Por otro lado, Ban se ha referido a España, como miembro del Grupo de Amigos para el Sáhara de la ONU, como uno de los países que debe hacer "grandes esfuerzos" en aras de una solución a este conflicto.