Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morales afirma que la lucha antidrogas es un "negocio" para la CIA y la DEA

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que la hoja de coca y la lucha contra el narcotráfico son "un negocio" para la CIA y la DEA, las agencias estadounidenses de inteligencia y antidrogas respectivamente.
En una conferencia de prensa en La Paz con medios internacionales, donde dio cuenta de su reciente viaje a Viena (Austria) para pedir a la ONU la despenalización de la hoja de coca, Morales aseveró que Estados Unidos entiende la lucha contra el narcotráfico como "un instrumento de control político".
"So pretexto de la lucha contra el narcotráfico: bases militares, militares de Estados Unidos armados y uniformados y la CIA por supuesto", añadió el gobernante boliviano.
También destacó que, en varias ocasiones, la DEA y la CIA se han contradicho en los resultados de la lucha contra el narcotráfico en Bolivia, de modo que los productores de coca son "como un sandwich en la disputa" entre ambas agencias.
A su juicio, cuando cualquiera de estos organismos rechaza que se esté progresando en la lucha contra las drogas lo que pretenden es "conseguir más presupuesto de su Gobierno" para ejercer "control político" en los países en que actúan.
Morales intervino por primera vez el pasado día 11 ante la Comisión de Estupefacientes de la ONU en Viena para reclamar la despenalización de la hoja de coca y sus usos tradicionales en el mundo andino.
El presidente de Bolivia ha formalizado esta reivindicación en una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, abriendo un procedimiento para que Naciones Unidas corrija dos incisos de la Convención sobre Estupefacientes de 1961 que prohíben la hoja de coca y su mascado.
Morales pretende también que se retire la hoja de coca de la lista de estupefacientes de la ONU donde, según dijo hoy, no aparecen la llamada "pasta base" o el clorhidrato de cocaína que son las sustancias que se emplean en la elaboración de esta droga.
El presidente boliviano aseguró que su Gobierno está buscando más argumentos científicos para que se retire la hoja de coca de ese listado, al tiempo que insistió en defender los usos tradicionales de esta planta que, recordó, consumen unos diez millones de personas en Bolivia, Perú, y algunas zonas de Argentina y Colombia.