Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moratinos se reunirá hoy con su colega iraní para ofrecerle diálogo

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, sonríe durante su presencia en el asilo Santovenia en La Habana (Cuba). EFE/Archivotelecinco.es
El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se reunirá hoy en Madrid con su colega iraní, Manucher Mottaki, para tratar los problemas suscitados por el programa nuclear de Irán y también el caso de la mujer condenada a muerte en aquel país por una acusación de adulterio.
Ambos ministros tiene previsto tratar de encontrar fórmulas para que el régimen de Teherán consiga generar confianza en la relación de Irán con la UE.
Se trata de la primera visita a España de un miembro del Gobierno de Irán desde el triunfo del presidente Mahmud Ahmadineyad en los comicios celebrados en junio del pasado año, que se produjeron entre constantes denuncias de fraude por parte de la oposición.
Esta visita viene marcada por las protestas de la comunidad internacional ante la decisión del régimen de Teherán de condenar a muerte a una mujer iraní acusada de adulterio, sobre la que pesaba la amenaza de la lapidación.
Ante las críticas de gobiernos y organizaciones humanitarias de numerosos países por el caso de Sakineh Mohammad Ashtiani, de 43 años, Moratinos trasladará a Mottaki la exigencia de que Irán respete los derechos humanos y las convenciones internacionales en este ámbito.
Al mismo tiempo, le hará una oferta de diálogo para evitar un mayor distanciamiento de Irán con la UE ante el rechazo que provoca el programa de enriquecimiento de uranio que lleva a cabo el Gobierno de Ahmadineyad.
La continuidad de este plan sin aclarar si tendrá un fin militar llevó a la ONU a aprobar nuevas sanciones el pasado mes de junio.
A estas medidas, la UE añadió días después otras más duras, como la de prohibir las inversiones de empresas europeas en proyectos de petróleo y gas y las transferencias de tecnologías y equipos para este sector, lo que provocó la queja de Teherán.
El Gobierno español ha venido defendiendo la vía del diálogo y la diplomacia para intentar generar confianza con un país clave en la estabilidad de Oriente Próximo.
Irán insiste en que su plan tiene propósitos pacíficos y pone como prueba el reciente acuerdo que firmó con Brasil y Turquía sobre envío de uranio poco enriquecido al exterior a cambio de recibir combustible nuclear para un reactor médico.
Además de la cena con Moratinos en el Palacio de Viana, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, Mottaki tiene previsto visitar el Senado el martes por la mañana, donde será recibido por el presidente de la Cámara Alta, Javier Rojo.
El jefe de la diplomacia de Irán estuvo en Madrid en marzo de 2007 con Moratinos, quien también le pidió entonces que su país hiciera todo lo posible para encontrar una solución negociada a la crisis del programa nuclear.
La última visita de un alto dirigente iraní a España fue la del presidente del Parlamento, Alí Lariyani, en febrero del pasado año, cuando se reunió con el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
El Rey recibió las cartas credenciales del nuevo embajador iraní, Morteza Saffari Natanzi, el pasado día 5.