Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morenés defiende un mayor gasto en defensa: "Primero hay que garantizar la seguridad y luego la libertad y el bienestar"

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha defendido este jueves una mayor inversión en esta materia, después de que los presupuestos de su departamento se hayan visto reducidos en más de un tercio en los últimos años, ya que, a su juicio, "primero hay que garantizar la seguridad y luego la libertad y el bienestar".
En declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, Morenés ha lamentado que "la cultura de la defensa en España es inexistente", puesto que en nuestro país "no se ha entendido bien que la fuerza militar no sólo es un activo de la propia defensa de la nación, sino un elemento fundamental" para garantizar su seguridad.
Para el ministro, "los sucesivos gobiernos que ha tenido España no le han dado a este asunto la importancia que tiene", si bien, a su juicio, la seguridad debe ser una prioridad "en todos los ámbitos de la responsabilidad política". "Primero hay que garantizar la seguridad y luego llega la libertad y el bienestar. Sin seguridad no hay libertad ni bienestar", ha destacado.
Morenés entiende que el gasto en defensa tiene una "enorme trascendencia social", por lo que considera necesario "cambiar el chip de todos los españoles", de cara a que los gobiernos inviertan más en este asunto en el futuro. De hecho, ha asegurado que esta es una de las reclamaciones que se le viene haciendo a España desde instituciones como la OTAN.
EVITAR EL "DESGASTE PRESUPUESTARIO"
Según ha advertido, en el Ministerio de Defensa no se puede "seguir en la línea de desgaste presupuestario" que su departamento ha venido sufriendo en los últimos años porque las Fuerzas Armadas podrían llegar a ser un "enorme escaparate" sin capacidad operativa para cumplir la misión que tienen asignada.
Además, ha alertado de que de, a pesar de que España "ha vivido muchos años de tranquilidad desde el punto de vista de la defensa, no es ajena ni está en un mundo distinto de otros países que sí se hacen cargo de su propia seguridad con una apuesta de recursos mucho mayor".
Es más, ha explicado que "existen una serie de riesgos, amenazas e incertidumbres a los que hay que hacer frente", lo cual no se puede llevar a cabo "sin tener la responsabilidad política de dotar a las Fuerzas Armadas de las capacidades necesarios".
Entre estos riesgos, el ministro ha destacado por encima de otros África, donde en los últimos años se están produciendo hechos desestabilizadores, como la falta de gobiernos estables tras la Primavera Árabe, la tensión en el golfo de Guinea y en el centro del continente, las amenazas en la región de Somalia o la progresión de grupos terroristas en la zona del Sahel. "El mundo está tan interconectado que estamos sometidos a los mismos riesgos y amenazas que otros países", ha subrayado.