Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morenés tacha de "extraordinaria" la relación con EEUU y cree que "el pueblo" ha olvidado "situaciones poco afortunadas"

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha calificado este jueves de "extraordinaria" la relación entre Estados Unidos y España, y cree que "el pueblo norteamericano" ha olvidado situaciones "que no fueron muy afortunadas" en el pasado.
Así se ha expresado una entrevista en la Cope recogida por Europa Press, al ser preguntado por las repercusiones que tuvo que el expresidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, no se levantara al paso de la bandera estadounidense en el desfile militar del Día de la Hispanidad de 2003.
No obstante, Morenés ha destacado la relación "fluida" y "extraordinaria" que mantuvo con el exsecretario de Defensa de los Estados Unidos Leon Panetta, así como con el actual, Chuck Hagel. En su opinión, "los norteamericanos tienen un interés estratégico en España".
Para el ministro, "es especialmente necesaria" una relacción "bilateral y dentro de OTAN" con Estados Unidos "para garantizar la seguridad" en la zona que a España le "compete". Además, considera que la próxima visita del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prevista para el 13 de enero en la Casa Blanca "va a ratificar una relación extraodinariamente fluida" entre ambos países.
Al respecto, ha explicado que "otra cosa" es la visión del pueblo norteamericano, en la que no cree que pueda haber "ciertas reticencias ante situaciones que ocurrieron en su momento y que no fueron muy afortunadas", ha dicho en alusión la anécdota de Zapatero. No obstante, ha señalado que es un "problema del pueblo norteamericano" que "es el que ve las cosas y tarda tiempo en olvidarlas", y ha negado que lo sea un problema de los políticos de allí.