Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moreno advierte de que el PP "estará en contra de amnistías y exoneraciones generales" tras el "expolio" en Andalucía

Dice que no tiene "interés en manchar" a Díaz con la corrupción y considera "positivo" que se haya visto a Matas entrar en la cárcel
El presidente del Partido Popular andaluz, Juanma Moreno, asegura que apoyará al Gobierno autonómico "en todo lo que sea recuperar hasta el último euro defraudado o no justificado" correctamente pero avisa de que estará "en contra de las amnistías y exoneraciones generales, de tapar las responsabilidades y de que no se colabore con la justicia".
Así lo ha dicho en una entrevista con Europa Press en la que también ha insistido en que "para nada" tiene "ningún interés en manchar" o vincular a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, con casos de corrupción aunque sí exige que "alguien asuma responsabilidades políticas" por el "expolio" que ha sufrido la comunidad autónoma con el dinero público que debería haber ido destinado a los desempleados andaluces.
Por ello, y después del listado de las últimas exoneraciones hechas públicas ayer por la Junta de Andalucía, ha recalcado que "el PP-A estará al lado del Gobierno andaluz en todo lo que suponga acabar con el descontrol con el que se han repartido los cientos de millones de euros que deberían luchar contra el paro en nuestra comunidad" pero no en las "amnistías" generalizadas.
Con todo, ha advertido de que "lo que está claro es que alguien tiene que asumir la responsabilidad política de no haber controlado o taponado esa sangría y ese robo que se estaba produciendo". "No sé si el señor Chaves, el señor Griñán o la señora Díaz, pero alguien tiene que asumirlas", ha resumido.
Según ha defendido Moreno, a lo largo de los meses que lleva dirigiendo el PP-A ha intentado "por todos los medios" hablar de "una Andalucía con futuro y mejor" y no de una Andalucía "sinónimo de corrupción", ofreciendo incluso "pactos" a Díaz en distintas materias con ese objetivo. Sin embargo, según ha "confesado", no ha podido porque cuando "todos los días hay actuaciones policiales y judiciales" y sus votantes le piden "una posición firme" ante la corrupción, no tiene más remedio que cumplir con "la obligación moral y política de actuar".
"Y eso es lo que hago", ha esgrimido al ser preguntado sobre si su labor de oposición a la Junta se va a basar, fundamentalmente, en atacar a su adversario político con estos casos. Moreno ha negado este extremo, ha calificado su oposición como "firme y constructiva" y se ha defendido, además, de quienes desde el PSOE-A le acusan de recurrir a los dirigentes políticos de la anterior Ejecutiva del PP-A con este fin y de estar a merced del expresidente Javier Arenas. "Eso más que un invento es una fábula. Tengo 44 años, criterio, personalidad, desarrollo personal y me parece ridículo seguir con esa cantinela", ha contestado.
Tras advertir, por tanto, de que en su partido "cabe todo el mundo" y de que no va a "prescindir" de nadie sólo porque haya trabajado antes con Arenas, también ha avisado a los socialistas de que lo que no va a hacer es estar "amordazado y callado" sólo porque a ellos les convenga.
En ese sentido, ha reiterado que el único objetivo del PP-A en materia de corrupción es el de "saber la verdad", hacer todo lo posible para "que el dinero que se ha robado al erario público andaluz sea devuelto a los andaluces" y, sobre todo, el de exigir "claridad y transparencia para evitar que un futuro puedan volver a suceder casos" como los ERE, Invercaria o los cursos de formación, asunto este último que califica de "especialmente grave" y que cree que "salpica de lleno a la Ejecutiva de Susana Díaz".
A la pregunta de si cree realmente que Díaz puede estar implicada en alguno de estos fraudes, Moreno cree que eso "lo tiene que decir ella" porque él "lo único" que sabe es que "la señora Díaz ha tenido tres padrinos políticos" --Manuel Chaves, José Antonio Griñán y José Antonio Viera-- que han sido "claves en su carrera política" y con quienes ha "convivido" tanto en las estructura del partido socialistas como en las de la Junta de Andalucía.
"Ella es la que tiene que decirnos si ha visto algo a lo largo de estos años, si por sus manos ha pasado algún expediente o si ella había oído que había irregularidades y, si lo había oído, por qué no lo paró. ¿Por qué no lo dice? ¿Por qué no se atreve a hacer un debate parlamentario? ¿A qué le tiene miedo para no ir al Parlamento y confrontar conjuntamente con el PP-A? Esa es la pregunta que creo que hoy se hacen muchos andaluces", ha argumentado para cuestionar el "silencio" de Díaz en este tema y para pedirle que vaya a comparecer a la Cámara regional.
Principalmente, según ha apostillado con ironía, porque "a lo mejor todo esto tiene una explicación" y cuando vaya al Parlamento "y lo explique nos parecen convincentes sus argumentos". "Hay que darle la oportunidad. Pero si no lo explica, sospecharemos otras cosas, como es lógico", ha indicado.
A su juicio, lo que no es entendible es que "en occidente, en el año 2014, un presidente de un gobierno se niegue a dar explicaciones cuando hay el mayor escándalo de corrupción en la historia de un país". "¿Te niegas a hacer un pleno monográfico precisamente para esclarecer esta situación, para saber hasta dónde llegan las responsabilidades políticas y para que los partidos podamos hacer propuestas para que no vuelvan a pasar este tipo de actuaciones?", se ha preguntado.
Es por eso, por lo que le ha vuelto a pedir "una vez más a la señora Díaz que acepte alguna de las propuestas en materia de fiscalización y de regeneración democrática" que el PP-A le ha propuesto. "Estoy abierto a buscar fórmulas para que, en un futuro, gobierne quien gobierne, jamás vuelva a suceder un expolio como éste, un robo como el que parece que ha sucedido en los ERE y probablemente en los cursos de formación". Sobre ellos, Moreno también ha querido preguntarle al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, "hasta cuándo va a dar la cara por Susana Díaz y va a permitir que no dé explicaciones".
"SE RÍEN UN POCO DE ANDALUCÍA"
Respecto al caso de los ERE y a la elevación de parte de la causa al Supremo, Moreno ha afeado precisamente a Chaves, Griñán y Viera que se hayan defendido alegando "indefensión" o hablando de "conspiraciones" porque, en su opinión, esto "no es serio" y da la sensación de que "se ríen un poco de Andalucía".
Por eso, según ha enfatizado, es por lo que él le exige a Díaz responsabilidades políticas. "Se lo pido a quien está en el ejercicio de la responsabilidad política, ¿y quién está? La señora Díaz. ¿Yo la estoy acusando de algo? No, lo que digo es que no cumple con su obligación estatutaria y constitucional de no dar explicaciones al conjunto de los andaluces. La estoy acusando de tener un silencio llamativamente cómplice y de no ser transparente; de eso le estoy acusando", ha explicado el líder del PP-A.
"QUIEN LA HACE LA PAGA"
En este contexto, ha pedido "diligencia y rapidez" a la justicia para que "haya un juicio y se sepa la verdad de quién ha robado, por qué, quién ha estado en la trama y que paguen por ello y devuelvan el dinero", sobre todo, porque "los ciudadanos también se cansan" y están "asqueados de la corrupción política". El remedio contra eso, según Moreno, es, en primer lugar, "una actitud recta y ejemplar" de quienes se dedican a la política y, después, "una actitud diligente por parte de la justicia".
"El hecho de que un ministro entre en la prisión cuando se ha demostrado con un juez, con una condena, que se ha hecho algo ilegal, me parece positivo. Que el ciudadano sepa que quien la hace la paga. Y estoy hablando de un ministro antiguo del PP. Me da igual, quien la hace la paga sea del color político que sea", ha ejemplificado haciendo referencia al expresidente balear Jaume Matas. También ha tachado de "sinvergüenza" al extesorero de su partido, Luis Bárcenas.