Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moreno defiende el principio de solidaridad en la financiación autonómica pero no renuncia al poblacional para Andalucía

El presidente del Partido Popular de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha defendido este jueves el principio de la solidaridad interterritorial ante el debate de la nueva financiación autonómica pero también ha advertido de que Andalucía debe ser "muy tenaz" y "no renunciar a su peso demográfico".
Moreno se ha pronunciado de este modo en un desayuno informativo en Sevilla organizado por Europa Press y la Fundación Cajasol, donde ha subrayado que en estos momentos "hay que ser lo suficientemente audaces como para conseguir un equilibrio entre todos los territorios" que permita que "el principio de la solidaridad interterritorial siga existiendo".
Para ello, según ha advertido, será necesario que la Junta de Andalucía "haga también un esfuerzo para demostrar su voluntad de diálogo" en esta materia, para la que confía en la "mano izquierda" del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para llegar finalmente a un acuerdo satisfactorio para el "conjunto" del Estado y donde todos los españoles sean "iguales en derechos y obligaciones".
Moreno, que ha recordado que el actual sistema de financiación autonómica fue aprobado por el Gobierno del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero pese a que el PP "ya advirtió que era un sistema complejo y que no iba a resolver los problemas de las comunidades autónomas", ha admitido que, en cierto modo, es lógico que cada región "defienda sus intereses" aunque ha apostado porque prime siempre "el principio de la solidaridad, que es el que se basa esta gran Nación en la que vivimos y que es el que hace generar riqueza".
Así, y tras dejar claro que no compartiría que Cataluña tuviera un "trato diferenciado" porque cree que "todos los españoles somos iguales en derechos y obligaciones", ha invitado al Gobierno andaluz a "ponerse las pilas" y trabajar por el desarrollo de la comunidad.
"Lo que digo es que nos tenemos que poner las pilas, que no podemos recibir 80.000 millones de euros de Fondos Europeos en estos últimos 30 años y que, en términos de convergencia, estemos peor que hace 30 años. Tenemos que reflexionar sobre esto y, si vemos que no funciona, tendremos que cambiar las políticas. Por eso apelo a que despejemos el miedo a cambiar otra opción política", ha concluido.