Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Mossos desarticulan al grupo especializado en alunizaje más activo de Cataluña

La policía ha detenido a los 10 integrantes de la banda. Vídeo: Atlastelecinco.es
Los Mossos d'Esquadra han desarticulado en Barcelona al grupo más activo de Cataluña especializado en el método del alunizaje, al que se atribuyen unos cuarenta asaltos con un botín millonario, y que estaba integrado por diez personas, dirigidas por un joven de 18 años con múltiples antecedentes.
Según ha informado hoy en rueda de prensa el jefe del área territorial de investigación de los Mossos en Barcelona, el inspector Ramon Grassa, la operación, en la que se han detenido a los diez integrantes del grupo, ha permitido recuperar, entre otros, 30 de los 53 vehículos de gama alta robados, valorados en 1,7 millones de euros.
Al grupo, que estaba considerado actualmente como el más activo de Cataluña, operaba especialmente en la ciudad de Barcelona y en las comarcas barcelonesas del Baix Llobregat y del Maresme, donde se le atribuyen un total de 36 robos con fuerza, cinco hurtos y dos robos con fuerza e intimidación.
La organización utilizaba siempre un mismo sistema delictivo: robaba un coche aparcado en la vía pública y asaltaba por el método del alunizaje concesionarios de vehículos de gama alta -que revendían en el mercado negro-, así como tiendas de ropa de marca, perfumerías y establecimientos dedicados a la venta de complementos para motos.
El grupo estaba comandado por un joven de 18 años, Adrián A.O., que ya ha ingresado en prisión por orden judicial, y que pese a su juventud era un "viejo conocido" de los Mossos, ya que acumula multitud de antecedentes tras una meteórica carrera que le ha llevado de asaltar bares y restaurantes rompiendo las persianas a dirigir el grupo más activo dedicado al alunizaje en Cataluña.
La investigación policial se inició en noviembre pasado, a raíz del aumento de robos con fuerza en concesionarios y talleres de Barcelona y el área metropolitana, contra cuyos escaparates los asaltantes empotraban vehículos para poder entrar y robar en su interior.
Los miembros más jóvenes del grupo, de entre 18 y 25 años de edad, se dedicaban a cometer los asaltos, mientras que los mayores, de entre 35 y 61 años, se encargaban de vender los objetos robados en el mercado negro.
Grassa ha explicado que el jefe del grupo, Adrián A.O., vecino de Barcelona, planificaba con mucho detenimiento los asaltos y que cuando entraban en un concesionario de vehículos de gama alta reventando el escaparate se llevaban entre tres y cinco coches.
En total, se calcula que robaron 53 vehículos de gama alta, valorados en 1,7 millones de euros, de los que 30 ya han podido ser recuperados, por lo que la operación sigue abierta, a la espera de dar con pistas que les lleven a los vehículos que aún siguen en paradero desconocido.
Cuando daban el golpe, siempre de noche, los asaltantes iban camuflados con pasamontañas y con guantes, para evitar dar pistas sobre su identidad, lo que dificultó a los agentes las tareas de identificación.
Los integrantes de la banda, que disfrutaban de un alto ritmo de vida, asaltaron además varios establecimientos como perfumerías, estancos, tiendas de ropa de marca, comercios de electrónica y de complementos para ropa, y almacenaban el material robado en un piso franco en el que vivían algunos de ellos.