Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nancy Pelosi visita China para hablar de medio ambiente y energías limpias

La presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, inició en Shanghai una visita oficial a China en la que tratará temas medioambientales, y participará mañana en Pekín, con el senador John Kerry, en un foro sobre energías limpias de la Cámara de Comercio de EEUU en el país.
Según confirmó a Efe hoy la portavoz de la embajada estadounidense en China, Susan Stevenson, Pelosi llegó ayer a Shanghai, invitada por la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo), y ya se ha reunido con Liu Yungeng, presidente de su equivalente local, la Asamblea Municipal Popular de Shanghai.
Consultada por Efe, la ANP confirmó solamente que Pelosi se reunirá en los próximos días con miembros del Legislativo chino, lo que incluye con toda probabilidad a su presidente, Wu Wangguo.
Sin embargo, a pesar de ser la anfitriona, la ANP no pudo dar una fecha para el encuentro ni ofreció más detalles sobre la visita.
Sí se sabe al menos que tanto Pelosi como Kerry, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, que llegó ayer a Xian, en la provincia norteña de Shaanxi, y hoy visita Tianjin (noreste), participarán mañana en el "Foro de Energías Limpias EEUU-China".
Allí también hablará el vicepresidente del principal órgano planificador chino, la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo (CNRD), Zhang Guobao, según el portal de la Cámara de Comercio de EEUU en Shanghai.
Por su parte, Stevenson no pudo revelar más datos sobre la agenda de Pelosi, pero sí aseguró que su visita estará concentrada en temas de "medio ambiente y energías limpias", y confirmó que está previsto que, tras visitar Shanghai y Pekín, viaje a Hong Kong el próximo viernes 29.
Antes de volar a China, Pelosi se negó a adelantar si presionará a Pekín en materia de derechos humanos, a pocos días del 4 de junio, cuando se cumplirán 20 años de la represión de las protestas de la plaza pequinesa de Tiananmen.
Pelosi, que en el pasado fue crítica sobre esta cuestión y sobre el control chino del Tíbet, lo que China percibe siempre como una "intromisión en sus asuntos internos", sólo explicó que el objetivo del viaje es continuar los contactos con el Gobierno chino sobre "el cambio climático y la energía y cómo eso afecta a nuestra economía".
Según recuerda hoy el diario "South China Morning Post", en 1991 Pelosi, durante una visita a Pekín, mostró una pancarta en la misma plaza de Tiananmen dedicada "a quienes murieron por la democracia en China", sólo dos años después de la represión de las protestas.
En marzo del año pasado, durante los disturbios antichinos de Lhasa, la capital tibetana, Pelosi también hizo un llamamiento contra la "opresión" de China en la región, y en octubre elogió al Parlamento Europeo por su valentía al conceder el Premio Sájarov al activista pro-derechos humanos Hu Jia, encarcelado por Pekín.