Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navarro (PSC) avisa de que la "crispación" está "creciendo" en Cataluña y reclama "condenas sin matices"

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha hecho este martes un llamamiento "la calma y el diálogo" ante la situación de "crispación" y de "confrontación" que "está creciendo" en Cataluña y ha subrayado que los actos de violencia como los ocurridos en los últimos días hay que "condenarlos sin paliativos" y "sin matices".
Así se ha pronunciado Navarro en declaraciones a los periodistas en las puertas del Congreso de los Diputados, tras mantener una reunión con los parlamentarios del PSC en la que han analizado la actualidad política.
El líder de los socialistas catalanes ha insistido en que agresiones como la que ha sufrido este fin de semana son "una anécdota", pero también "un síntoma de una situación que se está creando en Cataluña de tensión, de crispación y de confrontación", que "no es generalizada", pero que "está creciendo".
Por ello, ha invitado a todos los dirigentes políticos a afrontarla con responsabilidad. A su juicio, comportamientos como los del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Artur Mas, que coincidieron en un acto y no se saludaron, son "un ejemplo" que "cuando llega a la sociedad se transforma en más confrontación".
EL AGREDIDO NO PUEDE SE "SOSPECHOSO"
Además, ha criticado a quienes, a su juicio, están planteando "matices" en su condena del incidente. "Me parece indignante que la persona que recibe la agresión sea justamente la que es finalmente sospechosa", ha denunciado, para después apuntar que esta actitud también "implica que hay un problema de fondo que hay que abordar".
Navarro no ha querido comentar las informaciones que señalan que la agresión estaba relacionada con su etapa como alcalde, aunque fuentes próximas al dirigente catalán han descartado este extremo y se han mostrado convencidas de que está relacionada con el debate soberanista y la tensión que se ha creado y que va en aumento.
Según ha explicado el líder del PSC, "inmediatamente" después de conocer la agresión, el conseller de Interior de la Generalitat, Ramón Espalader, le llamó por teléfono y puso a su disposición a los mossos d'Esquadra y el lunes por la mañana le mandó un mensaje el presidente Mas. También le trasladó su "solidaridad" el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.
Navarro ha insistido en que los problemas en Cataluña deben abordarse desde el diálogo y ha defendido la propuesta que han hecho el PSOE y el PSC para reformar la Constitución y avanzar en el federalismo, la "única" iniciativa que está "encima de la mesa".
Preguntado por las dimisiones en el seno del PSC y la posibilidad de que aumenten hasta producirse una escisión después de las elecciones europeas, Navarro se ha mostrado "absolutamente convencido" de que las personas que comparten los "valores" de su partido --"catalanista, federalista y de izquierdas"-- van a continuar trabajando con el PSC "sin ninguna duda".