Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama dice que buscará "aperturas" para posible diálogo con Irán

El presidente de EEUU, Barack Obama, habla hoy durante su primera rueda de prensa en el Salón Este de la Casa Blanca de Washington, DC (EE.UU.).  Obama aseguró que su equipo de seguridad nacional revisa la política hacia la República Islámica para buscar áreas donde exista la posibilidad de un diálogo. EFEtelecinco.es
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó hoy su creencia de que es posible mantener una "relación de respeto mutuo y progreso" con Irán y que en los próximos meses se buscarán "aperturas" para una tentativa de diálogo directo.
El presidente habla en la primera rueda de prensa de su mandato, convocada en horario de máxima audiencia televisiva en Estados Unidos y que tiene como objetivo promover ante el público el plan de estímulo económico que Obama defiende como imprescindible contra la crisis actual.
En respuesta a una pregunta sobre Irán, el presidente aseguró que su equipo de seguridad nacional revisa la política hacia la República Islámica para buscar áreas donde exista la posibilidad de un diálogo.
"En los próximos meses buscaremos aperturas que se puedan crear para sentarnos ante una mesa, cara a cara; aperturas diplomáticas que nos permitirán mover nuestra política en una dirección nueva", afirmó.
Aseguró que cree que es posible que Irán y Estados Unidos mantengan "una relación de respeto mutuo y progreso", aunque indicó que "ha habido mucha desconfianza, que se ha creado a lo largo de los años, así que no va a ocurrir de la noche a la mañana".
En este sentido, subrayó que considera "contraproducentes" las actividades que Irán ha desarrollado durante muchos años.
Entre ellas, citó la financiación de grupos radicales islámicos como Hamás o Hizbulá, "el lenguaje belicoso contra Israel", o la búsqueda de un programa nuclear.
Estas actividades, sostuvo, "crean la posibilidad de desestabilizar la región y no solo van contra nuestros intereses nacionales, sino contra los intereses de la paz mundial".
"Es importante que al implicarnos en esta diplomacia directa dejemos muy claras nuestras profundas preocupaciones como país", insistió.
El mandatario indicó que su país sentará "una serie de objetivos en estas conversaciones", entre ellos, dejar claro a Irán que sus aspiraciones nucleares pueden crear una carrera de armamento atómico en la región.
"Creo que existe la posibilidad, al menos, de una relación de respeto mutuo y de progreso", aseveró.
Ha llegado el momento, indicó, de que Teherán "envíe señales de que quiere actuar de manera diferente y reconocer que al tiempo que tiene ciertos derechos como miembro de la comunidad internacional, con esos derechos también vienen ciertas responsabilidades".