Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Oficina antifraude de Carmena no podrá obligar a empresas privadas a comparecer ni interferirá en procesos judiciales

De no hacerlo se considerará "un elemento suficientemente significativo para que el Ayuntamiento tome cuenta de esa actitud"
La Oficina contra el Fraude y la Corrupción del Consistorio de Madrid no interferirá en actuaciones judiciales y no podrá obligar a las empresas privadas a comparecer aunque, como ha explicado el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, en rueda de prensa, de no hacerlo se considerará "un elemento suficientemente significativo para que el Ayuntamiento tome cuenta de esa actitud".
"No habrá una obligatoriedad desde el punto de vista jurídico pero sí creemos que será muy efectivo en su funcionamiento", ha razonado Valiente desde el Palacio de Cibeles. La Oficina será "un mecanismo de seguimiento, de análisis y el fruto de ese análisis se propondrá a órganos ejecutivos o judiciales". En el plano administrativo la sanción le correspondería al Ayuntamiento y a los jueces si se detectara un ilícito penal.
La oficina es un "mecanismo neutral" que responde a uno de los puntos que hizo posible el acuerdo de investidura entre PSOE y Ahora Madrid. El borrador, presentado como un texto abierto a las sugerencias de todos, ha sido remitido ya a todos los grupos municipales. Para no estar condicionada por ninguna fuerza política, la oficina dependerá directamente del Pleno. "La lucha contra la corrupción tiene que tener un carácter independiente, no depender del gobierno", ha defendido el edil.
Valiente ha insistido en que la oficina "no pretende interferir en las actuaciones judiciales" ya que su competencia es "la investigación y comprobación de conductas fraudulentas o vinculadas a casos de corrupción, tanto en el Ayuntamiento como en cualquier empresa concesionaria o beneficiaria de una subvención que cuente con participación del Ayuntamiento". También impulsará un código de buenas prácticas y analizará las resoluciones judiciales que se pueden producir para aplicar y llevar a buen puerto las consecuencias oportunas.
CÓMO SE ACTIVARÁ
Mauricio Valiente ha adelantado que el director de la Oficina podrá visitar sin previo aviso cualquier instalación municipal para recabar información. La activación del procedimiento "puede ser de oficio o a instancia de parte, de cualquier ciudadano garantizando la confidencialidad". Incluso permitirá las informaciones anónimas "para que sea más efectivo el órgano".
Sí contará con "mecanismos de admisibilidad", con independencia de que se pretenda que el mayor número de ciudadanos pueda acceder a esta iniciativa. Esos mecanismos de admisibilidad estarán conformados por unos "requisitos mínimos" para que la denuncia sea analizada y se entre en su fondo.
La oficina situará al Ayuntamiento de Madrid "a la vanguardia de las administraciones en la lucha contra la corrupción". El director y los vocales del consejo asesor serán elegidos en un proceso público abierto, con porcentajes vinculados al Pleno y con "amplio consenso".
ANTES DEL VERANO
El tercer teniente de alcalde ha calculado que será "antes del verano" cuando se ponga en marcha esta Oficina, regida por un reglamento que tiene que pasar por el procedimiento ordinario, es decir, ir a Junta de Gobierno, periodo de alegaciones y aprobación en el Pleno.
Sobre si 'chocará' con la comisión de investigación sobre la gestión del Ayuntamiento y las empresas municipales en los tres últimos mandatos, que el PSOE propondrá mañana en la primera de las sesiones plenarias, Mauricio Valiente ha contestado que se trata de una "oficina independiente que depende del Pleno" y que será "complementaria" a la acción de órganos de control como la comisión que "casi con toda probabilidad" se aprobará. "Será complementaria y tendrá otras funciones. (La comisión) no va a ser sustituida, no tiene nada que ver con esta iniciativa", ha aclarado.