Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oltra, preocupada por el aumento de la "agresividad y sectarismo" en C's en las negociaciones para el nuevo gobierno

La vicepresidenta y portavoz del Consell y colíder de Compromís, Mónica Oltra, ha destacado este jueves que hay una nueva actitud "mucho menos sectaria" para formar nuevo gobierno "en la parte de los 161 diputados --los de Podemos, Compromís, IU y PSOE-- donde se está dispuesto a ceder, a hablar, colaborar y al mestizaje" pero ha expresado que le "preocupa" la parte de C's "que ha aumentado la agresividad y sectarismo" al decir "que prefiere elecciones a que un partido como Podemos esté en el gobierno".
Oltra no descarta que Compromís esté en un futuro ejecutivo aunque aboga por, primero, hablar de las políticas que se tienen que poner en marcha. Para la portavoz del Consell, que se hable en las negociaciones del 'pacto a la valenciana' como un "elemento positivo a exportar" es un "orgullo para el gobierno valenciano". Interpelada por qué le parece que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, sitúe el acuerdo con C's por encima del Pacto del Botánico, ha aludido a los logros alcanzados en materia social con el gobierno valenciano y ha añadido: "cuando esto lo pongan en la mesa otros pactos, ese día nos comparamos".
Así lo ha indicado en declaraciones a los medios con motivo de su asistencia a la presentación del Plan Estratégico Cultural 2016-2020, en las que ha afirmado, al ser preguntada por cómo valora las negociaciones, que "parece que la cosa va mejor" porque "se han sentado a hablar en un clima sereno, tranquilo y de cordialidad" y se ha avanzado en los planteamientos con una "actitud de escucharse mutuamente, de ceder y transigir".
Según ha sostenido, en este caso se trata de "sentarnos a la mesa para configurar un gobierno de cambio que pivote sobre 161" y que posteriormente busque otras alianzas y formaciones políticas para poder conformar el gobierno. No obstante, considera que la posición de C's "es un problema para negociar" porque "hay que tener en cuenta que nadie tenemos la verdad absoluta, que se negocia con diferentes y todos tienen que sentarse y hay que encontrar el punto medio en el camino".
Sobre la posición de Podemos de ensalzar el 'acto a la valenciana' aunque en la Comunitat no forma parte del Consell --con su apoyo parlamentario en las Corts valencianes--, Oltra ha subrayado que Podemos "sostiene" al Gobierno valenciano, es "solidario" con él y hay "mucha conexión" entre ambos. "Que lo ensalce es algo que a los valencianos nos viene bien", ha dicho, porque, por primera vez en España, la Comunitat no es "referente" de "corrupción y mal gobierno" sino por un gobierno "de entendimiento" y que "rescata personas".
Preguntada por si Compromís estaría en el futuro gobierno, ha manifestado que no lo descarta aunque prefieren hablar "primero del qué, que sepamos qué políticas se tienen que poner en marcha" para mejorar la vida de las personas y, una vez estén claras, no descartan "colaborar y estar en un nuevo gobierno porque somos gente que se implica, comprometida" y por eso "es uno de los escenarios" que también contemplan.
PREFIERE EL PUNTO DE LLEGADA
Interpelada por si cree que el planteamiento del PSOE de partir del pacto con C's es base para un acuerdo, Oltra ha recalcado que lo que le parece importante como punto de partida es "escuchar a los once millones de personas que han pedido cambio" y en todo caso ha apuntado que prefiere el "camino" y el "punto de llegada".
"A partir de ahí he visto que hay quien está dispuesto a sentarse a hablar de ese documento o de otro, porque hay muchas posibilidades desde la apertura de miras y la flexibilidad", ha dicho, para apostillar que si uno se encasilla en un planteamiento "es más difícil avanzar".
En todo caso, ha manifestado que se podría tomar como "punto de partida" si están dispuestos a cambiar y ampliar "mucho" de lo que hay en ese documento. Preguntada por si de haber acuerdo en Madrid se producirán cambios en el Consell, ha indicado que lo que pasará es que habrá un gobierno "aliado de las políticas y no uno que ponga palos en la rueda permanentemente".