Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oña (PP-A): "El silencio gubernamental permite que se generen dudas sobre los objetivos del presidente del Gobierno"

La portavoz parlamentaria del PP-A durante la pasada legislatura, Esperanza Oña, ha considerado que el "silencio gubernamental" sobre las distintas reformas que se están llevando a cabo el Ejecutivo de Mariano Rajoy permite que exista "una sola versión en exceso sesgada, que el ciudadano no entienda las razones y que se generen dudas de los objetivos del presidente del Gobierno".
Así se ha pronunciado Oña en su última entrada de su blog personal, consultada por Europa Press, en la que considera que el Gobierno del Partido Popular, en su "responsable y confiada conducta, sigue resolviendo problemas sin pararse un segundo a observar el horizonte". "La calle va a ser el campo de batalla a partir de este momento y la artimaña está organizada exclusivamente para buscar su desgaste", ha añadido.
La dirigente 'popular' ha considerado evidente que la izquierda en general inocula sus mensajes "aun cuando estos carecen de contenido". El primer paso consiste, según ha apuntado, en inventar un nombre atractivo que promocionan todos los portavoces durante días, semanas o años. "Fabrican un lema de una medida inexistente y se adueñan de ella sin llevarla jamás a ejecución", ha añadido.
Oña ha señalado que, recientemente, el gobierno, ha aprobado un decreto para que las administraciones públicas paguen toda su deuda a proveedores y se salven 100.000 empleos, pero que, sin embargo, "lo hemos explicado como si careciera de trascendencia, muy rápido, sin preparar bien su difusión, y gran parte de la población no sabe nada de esta brillante iniciativa".
Según ha apuntado, la reforma laboral se aprueba para intentar crear empleo lo antes posible. "El gobierno sabe que puede resultar impopular, pero como está convencido de su conveniencia no titubea al aplicarla", ha afirmado Oña, quien, no obstante, echa de menos una "minuciosa explicación". En su opinión, no es inofensivo soportar "estoicamente" unas críticas que la izquierda aprovecha para sacar rentabilidad, "organizando toda la estrategia de reacciones adversas".
A TIEMPO DE CORREGIR "CALLADAS QUE NOS CAUSAN DAÑO"
"Estamos a tiempo de corregir calladas que nos causan daño. España tiene, por fin, un buen presidente. Con él podemos recuperar el prestigio que nuestro país ha perdido ante el mundo por los errores cometidos. Con él nos sentiremos orgullosos de muchas cosas: de la ética, del esfuerzo, de la exigencia, del compromiso, de la convicción, de la falta de complejos", ha apuntado.
Ha insistido en que el PP tiene "una gran oportunidad" porque Rajoy es "una buena persona, que es lo primero que se tiene que ser". En su opinión, "es un político moderado, pero firme, que está convencido de que España puede salir adelante. Es un presidente sereno, que afortunadamente, jamás funcionará por impulsos, ni por rencor, ni por revancha, ni por traumas personales. Es capaz y fiable".
Finalmente, relación a los sindicatos, "encargados de poner en escena la crispación, el conflicto e incluso la agresividad", ha dicho que la izquierda que fracasó en la gestión de la crisis busca "aliados" para tomar la calle de ahora en adelante. Unos sindicatos a los que ha acusado de haber cobrado ayudas de la Junta de Andalucía a través de empresas "tapadera creadas ex profeso" y de haber recibido millones de euros "del famoso fondo de reptiles". Para Oña, éstos invierten así en su futuro "para procurar no perder el nivel de vida elevadísimo del que disfrutan, inaccesible para cualquier persona normal".