Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'Operación Púnica' es la segunda trama de corrupción que salpica a alcaldes de Madrid en cinco años tras la Gürtel

La 'Operación Púnica', que investiga una supuesta trama de corrupción municipal y regional, que ya se ha cobrado 51 arrestos, es la segunda trama que salpica a alcaldes de la Comunidad de Madrid en cinco años después de que el caso Gürtel acabara con la vida política de varios alcaldes del Partido Popular de la región en la pasada legislatura.
A primera hora de este lunes, agentes de la Guardia Civil han detenido al exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados y posteriormente, se ha procedido a la detención de seis alcaldes de la región, cuatro de ellos del PP; uno, del PSOE y otro, de Unión Democrática Madrileña (UDMA).
Se trata de los alcaldes de Collado Villalba (PP), Casarrubuelos (PP), Serranillos del Valle (UDMA), Torrejón de Velasco (PP), Parla (PSOE) y Valdemoro (PP).
En 2011 fue otro caso de corrupción el que asoló la región. La trama Gürtel, que basaba su actividad delictiva en adjudicaciones ilícitas de administraciones públicas mediante un entramado de sociedades que dirigía Francisco Correa, afectó a varios municipios de la región y se cobró el cargo de alcaldes, diputados e incluso, un miembro del Gobierno de Esperanza Aguirre, que mediaba para dar contratos a la red de Correa.
La trama de adjudicaciones fraudulentas, que también utilizaba como arma el troceamiento de contratos para evitar los concursos públicos, afectó al exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, vinculado con movimientos del dinero de la trama en paraísos fiscales, y al exalcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, que, entre otras cosas, realizó viajes familiares a cargo de la trama.
En el caso de Majadahonda, también se vieron implicados los exediles de la corporación, José Luis Peñas y Juan José Moreno, que grabaron las actuaciones de Correa.
En Boadilla del Monte, se imputó al exalcalde y presidente de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV), Arturo González Panero; al director general del Ayuntamiento y vicepresidente de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV), Tomás Martín Morales; al gerente de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) y diputado regional, Alfonso Bosch; y al ex concejal del partido popular y consejero de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV) de Boadilla del Monte, José Galeote.
Otro de los municipios afectados por la trama Gürtel fue Arganda del Rey. Allí, fueron imputados el alcalde, Ginés López y Benjamín Martín Vasco, al que se le acusó de conseguir adjudicaciones de proyectos urbanísticos a favor de la empresa Martinsa en el Ayuntamiento.
Hoy mismo, tanto PP como PSOE han avanzado que expulsarán del partido a los afectados en el caso de que se confirmen las acusaciones. Sin embargo, con el caso Gürtel las dimisiones fueron más espaciadas en el tiempo.
Así, Aguirre anunció el cese de su consejero López Viejo a su llegada de un viaje a la India, pero éste no dejó el Parlamento autonómico hasta días antes de comenzar la campaña electoral de las pasadas elecciones autonómicas. Tampoco lo hicieron Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco, que pasaron a ser diputados no adscritos.