Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ortuzar defiende el voto a Euskadi como "correctivo" a los "cuatro grandes partidos españoles" tras su "fracaso"

Anima a Urkullu a seguir siendo lehendakari "hasta el último minuto" para que "no pare" Euskadi frente a "cálculos partidistas" de otros
El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha defendido que el próximo 26 de junio el "mayor correctivo" que se puede dar a los "cuatro grandes partidos españoles tras su "fracaso" de los últimos mees es el "voto a Euskadi" y ha asegurado que el PNV no tiene "miedo a acordar con Madrid", pero "cada uno en su casa".
Ortuzar ha realizado estas manifestaciones en el Palacio Europa de Vitoria, donde el PNV ha congregado a sus militantes con motivo de la proclamación de Iñigo Urkullu como su candidato a lehendakari para las próximas elecciones autonómicas vascas.
En su intervención, ha destacado la aprobación, por parte de la Asamblea Nacional, de la candidatura a lehendakari por PNV de Urkullu, de Bakartxo Tejería a la Presidencia del Parlamento vasco y la lista de las 90 personas para su plancha en las elecciones autonómicas, además de la ratificación de las candidaturas al Congreso y Senado que fueron elegidas con ocasión de las elecciones de diciembre. Todos ellos, según ha apuntado, representan un "equipo fuerte, cohesionado, con experiencia, con ilusión y con compromiso por este país, por esta nación, Euskadi", que "no se quiere parar".
En este sentido, ha subrayado que "hoy más que nunca nuestro futuro, debe estar en nuestras manos" y ha defendido que los Parlamentos de Vitoria y de Madrid deben ser el escenario donde Euskadi "consiga el autogobierno que se merece y quiere la ciudadanía" y donde se legisle para que los derechos como pueblo sean respetados y reconocidos.
"Hago mucho hincapié en la palabra 'nuestro': 'nuestro' futuro, 'nuestra' justicia social. Que nadie vea en ello ni aislacionismo ni egoísmo. Es la pura constatación de que los vascos tenemos que sacar nosotros mismos nuestras castañas del fuego. Nadie va a venir a hacerlo por nosotros, ni nadie nos va a ayudar a hacerlo. Ya habéis visto lo que podemos esperar que venga de Madrid. Nada. Nada bueno, al menos", ha añadido.
En este sentido, ha aludido a los cuatro meses transcurridos desde las pasadas elecciones generales en los que se ha constatado "incapacidad para hablar y pactar". "Egoísmo partidista, eso sí que ha sido egoísmo. Gestos y declaraciones de cara a la galería, palabrería sin contenido. Tuits, retuits y selfies, pura postura o, mejor dicho, impostura. Y, claro, todo ha terminado en fracaso", ha subrayado.
Ortuzar ha señalado que los cuatro "supuestos" líderes y sus partidos han "fracasado y han mareado a la gente para nada". Ha añadido que en Euskadi estos cuatro meses han sido "de retroceso" porque "lo único" que ha venido de Madrid y del Gobierno en funciones han sido "recursos y conflictos, unos treinta solo en la presente legislatura, el último de ellos la prohibición de las emisiones de ETB en Nafarroa".
"FUNCIONES REPRESORAS Y CENTRALIZADORAS"
"Una vergüenza. Ha sido un gobierno en funciones: en funciones represoras, en funciones centralizadoras, en funciones de ataque al autogobierno. Este ha sido el balance de los últimos cuatro meses que nos ha venido desde Madrid: fracaso y ataque", ha denunciado.
Por ello, ha indicado que ahora que se afronta una repetición de elecciones es "tiempo de reflexionar", pero el PNV debe "actuar". En este sentido, ha defendido que, frente a quienes piensan que, tras el "fiasco", lo mejor sería castigar a los cuatro partidos españoles con la abstención, a su juicio, "el mayor correctivo que pueden tener desde Euskadi es el voto a Euskadi".
"Visto lo visto, pido a la sociedad vasca que reflexione. Si esto es todo lo que podemos esperar de los cuatro partidos españoles, de los tradicionales y de los emergentes, ¿tiene sentido que se les dé un voto de confianza? ¿Alguien cree, visto lo visto, que el cambio que hace falta va a venir de su mano? ¿No será mejor situar como prioridad a Euskadi, 'Lehenik Euskadi', y apoyar y apoyarse en lo nuestro y en los nuestros?", se ha preguntado.
Ortuzar también ha mandado un mensaje a los militantes del partido para que se movilicen "como siempre y como nunca" y ha añadido que tienen la oportunidad para volver a demostrar que "'Euskadi is different'".
"Pueden dar fe de ello Aitor, Pedro, Pilar, Joseba, Iñigo o Mikel, o Jokin, María Eugenia, José Mari, Nerea, María Dolores, Imanol y Victoriano, que han sufrido en sus propias carnes el triste espectáculo en que se ha convertido la política en Madrid desde el 20 de diciembre y un poquito antes", ha señalado.
Ortuzar ha indicado que los congresistas y senadores vascos han ido a Madrid intentando llevar la 'agenda vasca', e intentando "meter en aquel manicomio un poco de cordura y de sentido común".
"A partir del día 27 de junio allí volverá a estar el PNV para defender los intereses de Euskadi. Y tenemos que conseguir que vuelvan a estar todos. Que los escaños del Grupo Vasco se vuelvan a ubicar en el centro. Que esta vez logremos que les dejen trabajar. Que se hable de Euskadi y de nuestras aspiraciones nacionales y sociales allí", ha añadido.
Ortuzar ha afirmado que no les da miedo "ir a Madrid y acordar con Madrid" porque no tienen el "miedo escénico al acuerdo que han demostrado los cuatro fantásticos". "No tenemos miedo a acordar con Madrid, pero cada uno en su casa. Ellos en la suya, España. Nosotros en la nuestra, Euskadi. Así será también en el futuro. Esperemos que la próxima vez haya alguien al otro lado dispuesto a ello", ha advertido.
El presidente del PNV ha añadido que, en estos cuatro meses, "mientras en Madrid, como la cigarra, solo metían ruido", en Euskadi se ha aprobado la Ley Municipal, se va a firmar un protocolo de colaboración con Nafarroa, el paro en "trayectoria constante a la baja" y la economía creciendo por encima de la media española.
"En Madrid, la cigarra; en Euskadi, trabajando como hormigas. Hemos estado a lo que había que estar: a gobernar, a acordar, a dialogar, a resolver los problemas de la gente", ha manifestado.
El líder jeltzale ha manifestado que, si alguien ha personificado esa "manera distinta" de hacer las cosas, sin "estridencias, trabajando día a día, no dando nada por perdido ni por imposible", ha sido el lehendakari Iñigo Urkullu.
Según ha destacado, le ha tocado "lidiar" un "tiempo difícil" con "poco dinero y muchos problemas", además de "mucha tensión política y poca disposición a hablar de los otros".
"Pero los proyectos se han puesto en marcha, los acuerdos han llegado. Y, lo más importante, se han mantenido con dignidad los servicios públicos, se ha reforzado la solidaridad. El paro ha comenzado a descender. La economía y la industria dan noticias positivas aunque no se nos olvida ni Arcelor ni ninguna de las empresas en crisis. Empezamos a ver el sol después de los nubarrones. La primavera se ha hecho esperar pero ya está aquí", ha apuntado.
En este sentido, ha realizado una petición a Iñigo Urkullu para que siga siendo lehendakari "hasta el último minuto antes de empezar la campaña electoral". "La mejor manera de ser nuestro candidato es que seas el lehendakari de todos. Los demás están en una carrera bastante loca por situarse como alternativas a ti y al PNV. Algunos quieren ser alternativas incluso sin tener aún su alternativa. No se dan cuenta de que, así, a lo único que aspiran es a ver quién es la jefa o el jefe de la oposición", ha afirmado.
Ortuzar ha indicado que lo que hará el PNV es gobernar e intentar aprovechar "todos y cada uno de los días que restan hasta las elecciones" para que Euskadi "no se pare" y para seguir poniendo "alternativas" en todos los ámbitos, aunque los otros partidos "hagan cálculos partidistas sobre si ahora les conviene o no apoyar una determinada ley o asistir o no asistir a una determinada reunión, no pensando si es bueno para Euskadi, sino si es bueno para su candidato".