Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ortuzar cree que el PSOE debe salir del "tacticismo, enseñar sus cartas" y decir qué partidos elige para acordar

Afirma que ve "disposición" en Pedro Sánchez, aunque éste sufre "parapetos desde su propio partido y los poderes económicos"
El reelegido presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha manifestado que el PSOE tiene que "pasar del tacticismo en que está jugando ahora a una fase más propositiva y a enseñar más sus cartas". De este modo, ha defendido que el secretario general socialista, Pedro Sánchez, tiene que decir "con quien va a hacer ese eje de gobierno o investidura".
En declaraciones a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, el presidente jeltzale se ha referido además a la VII Asamblea General celebrada este fin de semana en Pamplona en la que ha sido reelegido por unanimidad presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB).
Tras señalar que la formación jeltzale vive un "momento dulce", ha valorado que, "frente al ruido que hay fuera, hemos sabido llegar a un común denominador" y dar una imagen "que es real de unidad, cohesión y de tener las cosas claras".
"Hemos conseguido en este EBB algo que no suele ser fácil porque nuestras bases son soberanas y ellas proponen los nombres, pero nos ha salido una ejecutiva muy equilibrada, no solo en lo territorial sino también intergeneracionalmente. Estamos satisfechos y aunque los retos políticos son difíciles, la ejecutiva es lo suficientemente fuerte como para sacarlos adelante", ha destacado.
En este contexto, ha reiterado que al PNV no le "asusta acordar con nadie, tampoco con Madrid", pese a que, en la actualidad, "no se quiere poner de acuerdo ni hacer pactos nadie", lo que ha calificado de "barbaridad y antipolítica".
"No nos asusta pactar con Madrid, pero se tienen que dar unas condiciones y cada uno debe partir desde el respeto al otro y considerándolo un igual. Es lo que llamamos esa bilateralidad. Que las relaciones entre Madrid y Euskadi sean de igual a igual, que nos podamos poner de acuerdo sin subordinaciones y se pueda hablar de todo", ha añadido.
No obstante, el mandatario jeltzale ha reconocido que su duda es si va a ser posible hablar de todo. "Es la gran pregunta que hay que trasladar a los políticos españoles", ha defendido.
De este modo, ha lamentado que los representantes políticos del Estado no hagan más que hablar de "líneas rojas, tabúes, asuntos prohibidos, vetos y exclusiones", lo que hace "muy difícil hablar y acordar".
"No nos asusta hablar ni pactar con Madrid, pero tiene que ser sobre unas bases abiertas y en las que nos sintamos a gusto. La agenda vasca... el autogobierno, el reconocimiento nacional de Esukadi, la agenda de paz y convivencia cuatro años abandonada porque se ha acabado ETA pero las consecuencia de su acción hay que superarlas", ha argumentado.
Asimismo, ha subrayado que Euskadi será "una nación parada mientras tengamos tantos parados en su seno", por lo que "no podemos olvidarnos de la situación económica y de que mucha gente lo pasa mal". "También queremos hablar de la corrupción, de la reforma del Estado, de la reforma de la acción política... de muchas cosas", ha añadido.
Para que ello suceda, Ortuzar ha defendido que los partidos españoles "tienen que cambiar el chip", ya que ahora están en el momento del "tacticismo, de la cerrazón, de quedar bien cada uno de cara a su galería, porque todos tienen en el fondo de cerebro la posibilidad de que se tengan que repetir las elecciones y creen que acudirán mejor si marcan paquete".
"Yo creo que es al revés y la gente, en la calle, lo que te pide es que arregles la cosas, pero en Madrid se está pudriendo las cosas", ha indicado, para añadir que los partidos están "obligados a hablar".
Cuestionado por las reuniones mantenidas por el PNV con representantes del PSOE, Ortuzar ha reconocido a su líder, Pedro Sánchez, "buena voluntad y disposición", pero ha advertido de que tiene "problemas, mugas y parapetos" tanto "internamente desde su propio partido, como desde los medios de comunicación y los poderes económicos que quieren cercarlo para que no se pueda mover".
"Creo que poco a poco lo irá consiguiendo, pero también el PSOE tiene que pasar del tacticismo que está jugando ahora a una fase más propositiva y a enseñar más sus cartas. Tiene que decirnos con quién va a hacer ese eje de gobierno o investidura. Cuáles son los partidos elegidos y sobre qué bases se sustenta ese apoyo porque para nosotros eso va a ser decisivo para sentarnos después a hablar con ellos", ha expuesto.
CIUDADANOS
En esta línea, ha manifestado que al PNV "no le da igual" un acuerdo con Podemos que con Ciudadanos y ha indicado que los jeltzales "no se han sentado a hablar" con la formación de Albert Rivera porque el partido 'naranja' "no han querido tener el más mínimo contacto". "No sé si tenemos de lepra o tuberculosis", ha ironizado.
A su juicio, este comportamiento de Ciudadanos no habla bien de ellos, pero ha incidido que el PNV "no va a dejar de ser el PNV para sentarnos con Ciudadanos". "Nosotros tenemos 120 años de historia, ellos unos pocos. Estoy seguro que el PNV seguirá y veremos si ellos tienen una larga trayectoria porque acabamos de ver cómo fenece un proyecto como UPyD, que también se comía el mundo y pocos años después el mundo se los ha comido a ellos", ha añadido.
De este modo, ha destacado que el PNV siempre mira "a los contenidos, condiciones y para qué se hacen las cosas, más que el quien".
"Nuestra relación es con Pedro Sánchez. Nosotros no vamos a negociar a tres bandas y no vamos a entrar a ese mercadeo de exigencias raras o puestos", ha afirmado, para añadir que cuando vean lo que Pedro Sánchez "constituye veremos si es compatible con lo que queremos para Euskadi y si a eso se le puede añadir la agenda vasca de autogobierno, crisis económica y paz y convivencia".
PP
Por último, ha reconocido que tampoco sería imposible alcanzar un acuerdo con el PP, ya que la política da muchas vueltas y Mariano Rajoy "no tira la toalla", aunque a día de hoy es "complicado un proceso de negociación o diálogo ya que ellos no se nos acercado demasiado".
"Hemos tenido algún contacto y nos han expresado su disposición a hablar con el PNV en el futuro y abrir un nuevo diálogo con el Gobierno vasco, pero al PP le falta credibilidad tras cuatro años en los que pudiendo haber hecho mucho no ha hecho nada, por lo que uno recela", ha criticado.
No obstante, ha reiterado que al PNV no le asusta hablar con nadie, "otra cosa es que sea más o menos fácil y ahora mismo veo al PP ensimismado en su situación, sin saber salir del atolladero y que le afecta muy negativamente a su imagen de partido serio".
"Todos los dias levantarse y ver en los medios noticias que ponen en negativo a tu partido debe ser una cosa que mine la moral de dirigentes y militantes. Llevan mucho timpo, aunque han demostrado capacidad de resistencia. Se nota que es un partido enraizado socialmente. Le deseo que salgan cuanto antes de este atolladero vinculado a procesos de corrupción y revisen sus formas de hacer política", ha concluido.