Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV apuesta este Aberri Eguna por un nuevo estatus, EH Bildu por la independencia y Podemos por el derecho a decidir

Bilbao, Pamplona y San Sebastián, escenarios elegidos por las tres fuerzas políticas para celebrar su actos
El PNV apuesta en esta edición de Aberri Eguna, que se celebrará el domingo, por un nuevo estatus que "edifique una nueva Euskadi, un nuevo autogobierno y un nuevo sistema de convivencia política", mientras EH Bildu se marca como objetivo lograr la independencia, y Podemos aboga por los derechos sociales y el derecho a decidir, en el primer año que la formación morada festeja el Día de la Patria vasca.
En un clima ya preelectoral, a la espera de la convocatoria de elecciones autonómicas que, de no trastocarlas la situación política del Estado, se celebrarán en otoño, las tres fuerzas políticas que se prevén mayoritarias en Euskadi en los comicios, han elegido diferentes escenarios y formatos para celebrar el Aberri Eguna.
Como es tradicional, el PNV desarrollará un acto político en Bilbao bajo el lema 'Bultzada Berri Bat' (Un nuevo impulso), mientras EH Bildu marchará por las calles de Pamplona en manifestación para secundar la convocatoria de la red Independentistak, con el eslogan de "Es la hora de decidir: independentziari Bai (Sí a la independencia)".
Por su parte, Podemos, única fuerza no nacionalista que celebra el Día de la Patria Vasca, realizará una concentración ante la escultura 'La Paloma de la Paz' de Nestor Basterretxea en San Sebastián con la leyenda de 'Nuestra patria es la gente: derechos sociales y derecho a decidir'.
La Plaza Nueva de Bilbao acogerá a las 11.30 horas el mitin del PNV en el que intervendrán el lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, en un escenario en el que también estarán presentes un total de 80 cargos políticos e institucionales de la formación jeltzale.
Entre otros, se encontrarán los miembros de la Ejecutiva, consejeros del Gobierno vasco, integrantes de los consejos territoriales, los alcaldes de Bilbao, Vitoria y San Sebastián, los diputados generales de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava, los presidentes de las Juntas Generales, los portavoces del Congreso y el Senado, y la eurodiputada, Izakun Bilbao.
El manifiesto elaborado por el PNV con motivo del Aberri Eguna destaca su apuesta por lograr en la próxima legislatura un nuevo estatus para Euskadi consensuado en el Parlamento vasco "que reconozca la identidad nacional de los vascos", que recoja su "sentido de pertenencia a una nación", y el respeto a su "derecho a decidir su futuro".
Este nuevo estatus, según la formación jeltzale, tendrá como premisa "un doble acuerdo: uno interno en Euskadi entre las fuerzas políticas, y un segundo compromiso con el Estado desde el respeto recíproco y la bilateralidad".
En este sentido, apunta que, "cuando concluya el plazo legislativo, el PNV se propone dejar constancia en sede parlamentaria de las bases sobre las que, con el mayor consenso posible, construir en los próximos cuatro años ese nuevo estatus".
La formación jeltzale señala que se trata de "un nuevo compromiso sobre el que edificar una nueva Euskadi, un nuevo autogobierno y un nuevo sistema de convivencia política; un nuevo avance, un nuevo impulso a Euskadi, la patria de los vascos".
El nuevo estatus deberá desarrollarse, a su entender, "con respeto al principio de legalidad, dentro del marco legal, adecuándose a los procedimientos establecidos". "El respeto a la voluntad popular debe encontrar en cada momento un cauce de aplicación y su entronque en el ordenamiento jurídico", añade.
Una vez finalizado el acto político, a mediodía, la fiesta se trasladará de la Plaza Nueva hasta El Arenal de la capital vizcaína, donde se celebrará una comida popular en la que participarán alrededor de 1.100 integrantes de las organizaciones municipales del PNV.
MANIFESTACIÓN EN PAMPLONA
EH Bildu, por su parte, se sumará a la celebración del Aberri Eguna que ha convocado la red Independentistak en Pamplona, que comenzará con una manifestación que partirá a las 12.00 horas de los cines Golem y que finalizará con un acto político en el Paseo Sarasate, para, posteriormente, dar paso a una amplia programación de festejos.
Independentistak cree que "es hora de decidir" y de pasar "de la dependencia a la independencia". "Hemos entrado en una nueva fase de la decisión. El Aberri Eguna de este año debe ser el punto de inflexión en ese salto", asegura este colectivo.
Por ello, asegura que la palabra clave para ellos en esta celebración del Día de la Patria Vasca será la de 'Bai (sí)': "Bai a la democracia, a la justicia social, al euskera, al futuro, al Estado vasco soberano y a la República vasca".
EH Bildu y EH Bai, su homóloga en el País Vasco francés, han llamado a asistir a los actos convocados por Independentistak con el fin de "reclamar más que nunca el derecho a decidir". La coalición nacionalista cree que el reto ahora es "poner los cimientos de un nuevo escenario político y social" que sume a "quienes reivindican el derecho a decidir".
Pello Urizar, parlamentario de EH Bildu y secretario general de EA, realizará declaraciones a las 11.30 horas en el denominado 'Pasaje de la Luna, junto a los cines Golem.
Como es tradicional, históricos dirigentes de la izquierda abertzale asistirán al Aberri Eguna de Pamplona para reivindicar la independencia que, según ha asegurado Pernando Barrena, "no es un objetivo en sí mismo, sino la herramienta política más eficaz como pueblo para acceder a mayores niveles de bienestar y justicia social".
Barrena, que ha abogado por un Aberri Eguna "para todos los vascos", cree que deben "sumar a nuevos sectores sociales que no son independentistas". Por ello, proclama la necesidad de abordar "una estrategia independentista totalmente renovada que responda a los retos políticos y sociales de este momento".
LA NOVEDAD, PODEMOS
La novedad de este año en la celebración del Día de la Patria Vasca será Podemos, que ha decidido ese año festejar esta jornada con un acto propio en San Sebastián ante la escultura de 'La Paloma de la Paz' de Néstor Basterretxea, punto de encuentro de "las más importantes movilizaciones en favor de la paz, así como en favor de las personas refugiadas".
La formación morada, que se define como no nacionalista y no independentista, se ve en "la obligación política" de disputar "la hegemonía nacionalista tradicional", cuyo relato "ha monopolizado la idea de la patria".
De esta forma, con el lema de 'Jendea da gure aberria: eskubide sozialak eta erabatitzeko eskubidea (Nuestra patria es la gente: derechos sociales y derechos a decidir)', Podemos pretende hacer del Aberri Eguna el día de "todos los vascos" y evitar su enfoque "identitario".
Con este gesto, quiere, además, "desafiar las lógicas tradicionales de la política vasca" que, a su juicio, incluye "un relato nacionalista tradicional que, en la práctica, ha monopolizado la idea de patria y el imaginario de 'lo vasco'".
PSE-EE Y PP
Por su parte, la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha afirmado que su partido no estará en fiestas que son "rituales para celebrar el alumbramiento del nacionalismo" y ha responsabilizado al PNV de no haber consensuado un día para celebrar entre todos los vascos.
La secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, cree que el objetivo final de la formación dirigida por Andoni Ortuzar es "dejar de pertenecer a España", tal como, a su juicio, expresa cada año en el Aberri Eguna, aunque, luego, "no lo diga en las instituciones", como en el Parlamento vasco. Para eso, considera que EH Bildu es más claro al pedir directamente la independencia.
En cuanto a la celebración del Día de la Patria Vasca por Podemos, los socialistas consideran que ha "comprado la mercancía nacionalista" al asumir la reivindicación del derecho a decidir, mientras que los populares afirman que "explota la vena nacionalista".