Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV dice que Rouco "ya es pasado" y que sus alusiones a una guerra civil serían "graves" si fuera alguien "relevante"

El portavoz del PNV en el Comisión de Justicia del Congreso, Emilio Olabarria, ha querido restar importancia a las alusiones a la posibilidad de una guerra civil que hizo este martes el cardenal Antonio María Rouco Varela en el funeral de Estado por el expresidente Adolfo Suárez. En su opinión, esas palabras serían "graves" si las hubiera pronunciado una persona "relevante" y con "poder" y no alguien que ya "es pasado".
En declaraciones en la Cámara Baja, Olabarria ha confesado que estuvo en el funeral pero que desconectó "transitoriamente" durante la homilía y tuvo que recalar en ella después. A su juicio, era "esperable" que Rouco, que acaba de dejar la Presidencia de la Conferencia Episcopal, pusiera fin a su mandato con una frase "espectacular de este tenor".
No obstante, aunque desde su punto de vista, las palabras del cardenal podrían considerarse "graves" por el contenido, en realidad son "irrelevantes". En este punto, ha subrayado que los enfrentamientos civiles requieren un "ambiente prebélico" y una "gran fractura social" que ahora no se dan en España.
Pero, para Olabarria, lo que dijo el cardenal sólo podría calificarse de "desafortunado" si hubiera sido "pronunciado por alguien relevante" o con "poder" para crear opinión. "La Historia de Rouco es pasado ya y afortunado pasado, veremos si su sucesor (en la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez) es más atinado y prudente a la hora de hacer declaraciones de esta naturaleza", ha comentado.
QUEDA MUCHO POR AVANZAR EN MATERIA DE LAICISMO
Respecto a la conveniencia de regular los funerales de Estado para ajustarlos a la aconfesionalidad que establece la Constitución, Olabarria ha apuntado que es "paradójico" que se hable de funeral "católico y de Estado".
A su juicio, en materia de laicismo España "tiene mucho que avanzar todavía" porque se siguen arrastrando "inercias de Estado nacional-católico del franquismo" y aún se necesita "tiempo" para superarlas en una democracia "todavía no perfeccionada" y una Transición aún no consolidada.