Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PNV ha iniciado la ronda de contactos para negociar la fórmula de Gobierno

El PNV se ha puesto "ya" en contacto con los partidos políticos que en las elecciones de ayer lograron representación en el Parlamento vasco "para saber de su disposición a iniciar en breve un proceso de conversaciones que conduzcan a la constitución del Parlamento y el Gobierno" autonómicos.
Según ha informado esta formación en una nota, la Ejecutiva del PNV se ha reunido esta tarde en Bilbao para analizar los resultados conseguidos ayer, que ha considerado "muy positivos", ya que obtuvo una victoria "nítida" al superar a la segunda fuerza política (el PSE-EE) "en ocho puntos porcentuales y ochenta mil votos".
La formación nacionalista ha explicado que, dado el "liderazgo político que ayer emanó de las urnas", ya se ha puesto en contacto con las otras fuerzas parlamentarias. La intención del PNV es que las reuniones se celebren de mayor a representación obtenida en la Cámara vasca, lo que significaría que el primer encuentro sería con los socialistas.
La delegación del PNV estará formada por el presidente del partido, Iñigo Urkullu, y por el candidato a la reelección como lehendakari, Juan José Ibarretxe.
El PNV ha señalado que con esta ronda de contactos pretende "propiciar un clima de entendimiento que dé la máxima estabilidad a la arquitectura institucional vasca" para centrarse "cuanto antes" en la lucha contra la crisis económica, la profundización en el autogobierno y en la democracia y la búsqueda de la paz.
El Partido Nacionalista ganó ayer las elecciones vascas, con treinta escaños de los 75 totales, pero el reparto de parlamentarios impide que el tripartito PNV-EA-EB reedite gobierno con mayoría absoluta, fijada en 38 diputados, ya que sólo llegaría a 33.
Tampoco se lograría esa mayoría con el apoyo de Aralar al tripartito (37 escaños).
El PNV sí alcanzaría la mayoría absoluta con el PSE-EE (24 diputados) y con el PP (13).